Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aranjuez se enfrenta a una crisis tras la renuncia del PSOE al gobierno

La exalcaldesa socialista descarta nuevos acuerdos con la plataforma liderada por Podemos

Las socialistas Cristina Moreno y Sara Hernandez en el pleno de Aranjuez.
Las socialistas Cristina Moreno y Sara Hernandez en el pleno de Aranjuez.

El voto en contra de tres de los cuatro ediles de Aranjuez Ahora —siglas formadas por miembros de Podemos e independientes— al plan económico elaborado por el gobierno municipal socialista empujó este martes a la regidora, Cristina Moreno, a renunciar a los cargos ejecutivos. La socialista había anunciado el lunes que, de no ratificarse su proyecto de ajustes para relanzar la economía de la ciudad, renunciaría a la alcaldía. Y así fue: "Ante ese bloqueo no puedo dar un paso más", dijo. En 20 días, el pleno deberá elegir a un sustituto. De no lograrse un acuerdo, gobernará la lista más votada, es decir, el PP.

El desencuentro entre socialistas y la plataforma formada por independientes y dos ediles de Podemos forzó a la exregidora del PSOE de Aranjuez a tomar una decisión dolorosa. "Puedes ir sorteando piedras, pero si te encuentras un precipicio no puedes seguir andando", afirmó Moreno, poco antes de formalizar en la tarde de este martes su renuncia como alcaldesa de la localidad.

En las últimas semanas, el ejecutivo socialista lanzó una mesa de negociaciones para fijar un plan de ajustes que permitiera elaborar nuevos presupuestos. El municipio, gravemente endeudado (más de 200 millones de euros), lleva dos años sin redactar las cuentas. Según Moreno, el plan que se votaba el lunes tenía el visto bueno de Hacienda y hubiera permitido, tras una ligera subida impositiva (basura e IBI), relanzar el gasto público. "La ciudad está bloqueada", reiteró Moreno para justificar su dimisión después de que Aranjuez Ahora rechazara su plan.

Posible intervención de Hacienda

La alcaldesa de Aranjuez, la socialista Cristina Moreno, hizo en el pleno de la noche del pasado lunes un balance muy negativo en caso de que el plan fuera rechazado. El Consistorio ribereño corre incluso el riesgo de que fuera intervenido por el Ministerio de Hacienda. Según Moreno, estas son las principales consecuencias.

1. La ciudad quedaría bloqueada al no poder hacer frente a los pagos pendientes.

2. No se podría pagar la deuda de 16,5 millones que se adeuda a la empresa concesionaria de la limpieza viaria. Tampoco habría recursos suficientes para atender los servicios públicos municipales.

3. Se corre el riesgo de que la empresa municipal de la vivienda sea disuelta —ahora está en concurso de acreedores— y se haga con su patrimonio algún fondo buitre.

4. Se impide la aprobación de un nuevo convenio colectivo con los trabajadores municipales.

5. Se frenaría un posible pacto por el empleo ni se podría recalificar suelo para nuevas industrias.

6. Se perderían las ayudas procedentes de los fondos FEDER y Prisma.

Fue en 2015 cuando el PSOE arrebató al PP el gobierno de la ciudad. Desde entonces ha gobernado en minoría, gracias al apoyo de Aranjuez Ahora y de dos ediles de In-par. El lunes, en un pleno extraordinario que se prolongó hasta medianoche, la plataforma que orbita en torno a Podemos les quitó el apoyo: tres ediles votaron en contra del plan del PSOE y solo una concejal respaldó el ejecutivo.

Fuentes oficiales del grupo de críticos justifican así su decisión: "El plan de ajustes del PSOE no es viable porque diseña ingresos que no son reales. Las cifras simplemente no encajan", resumen. Según sus cálculos, los socialistas prevén que los ingresos municipales crezcan un 11% en los próximos dos años: de 39 a 45 millones. "Esas previsiones no son creíbles en una ciudad como Aranjuez", dicen, y por lo tanto, "tienen que corregirse".

Maribel Peralta, la edil de Aranjuez Ahora que sí apoyó al gobierno socialista, criticó a sus compañeros: "Trabajamos cuatro meses en ese plan y si tenían que aportar algo podían haberlo hecho antes. Ahora deberán explicar su decisión a la ciudadanía", dijo. Peralta, que es miembro de Podemos, sostuvo que habló con la ejecutiva regional del partido de Pablo Iglesias y que la línea política de la formación es "hacer todo lo posible para que no vuelva a gobernar el PP".

La realidad, sin embargo, es algo más compleja. Tras la dimisión de la regidora, esta ciudad, que cuenta con 60.000 habitantes, queda en un vacío político que el pleno deberá desbloquear dentro de 20 días. En ese plazo, los concejales deberán nombrar a un nuevo alcalde. Si no se llega a un acuerdo, el bastón de mando pasará automáticamente a la lista más votada en las últimas elecciones municipales, es decir, al PP, que tiene ocho concejales.

"Desconfianza mutua"

La posibilidad de que los grupos de izquierdas acerquen posturas es improbable. El clima de desconfianza es "mutuo", confirman todas las fuentes consultadas. Las mediaciones el PSOE-M tampoco sirvieron para desbloquear la situación, y todos reconocen que "en el corto plazo" será difícil llegar a un acuerdo. Mencionan el cambio de voto de los tres ediles de Aranjuez Ahora como emblema del desencuentro. En un primer momento los ediles acordaron abstenerse, pero luego decidieron rechazar el plan. Este martes, Moreno fue tajante sobre futuros acuerdos con Aranjuez Ahora: "Desde luego con esta gente no, la mediocridad que han demostrado estos concejales nos impide volver a acordar con ellos".

Un pleno urgente bastante bronco y lleno de reproches

El pleno urgente que convocó in extremis la alcaldesa de Aranjuez, Cristina Moreno (PSOE), la noche del pasado lunes para salvar las cuentas municipales dejó a las claras que el Ayuntamiento está muy dividido y las posiciones muy enfrentadas. El primer aviso se lo dio el portavoz del grupo Iniciativa por Aranjuez (In-Par), Juan Carlos Ramírez, a su homólogo de Aranjuez Ahora, Alfonso Sánchez Menéndez: "Si usted vota en contra de este plan de viabilidad económica, estará permitiendo que en 21 días el sillón de la alcaldía esté ocupado por el PP". El tono que utilizó Ramírez, como el resto de sus intervenciones, fue vehemente.

La respuesta del líder de Aranjuez Ahora no se hizo esperar: "Están acostumbrados a gobernar bajo coacciones y amenazas a los ciudadanos. Usted [en referencia a la alcaldesa] ha hecho una continuidad de la política del PP. Llevan dos años de inactividad. Este plan atenta contra los derechos de los ciudadanos de Aranjuez".

El portavoz de Ciudadanos, Daniel Jesús Baquero, acusó a la alcaldesa de llevar a pleno un documento con el que quería "engañar a los vecinos de Aranjuez". "Las cifras no cuadran. Está lleno de errores y mentiras y no van a contar con nosotros", añadió.

La alcaldesa afirmó al final del pleno que no podía seguir gobernando. "Este equipo de gobierno tenía un plan para Aranjuez y ahora todo se viene abajo", concluyó.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información