Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Condenado a cuatro meses por amenazar a dos agentes rurales con un cuchillo

La Asociación Profesional de Agentes Rurales pide reunirse con Oriol Junqueras para tratar el tema de la autoprotección

Condenado a cuatro meses por amenazar a dos agentes rurales con un cuchillo

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción núm. 2 de Igualada ha condenado a cuatro meses de prisión al hombre que el pasado 28 de julio atacó con un cuchillo a una pareja de agentes rurales. Los agentes intentaban darle el alto para identificarlo porque sospechaban que había causado un incendio declarado en Manresa. Solo cuando llegaron los Mossos d’Esquadra y sacaron la defensa extensible, el sospechoso tiró el arma y fue detenido. Desde la Asociación Profesional de Agentes Rurales de Catalunya (ASPARC) han solicitado una reunión urgente con el vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, para tratar el tema de su autoprotección.

El fiscal solicitaba inicialmente para el acusado, Manuel R.P., una pena de seis meses de cárcel –el mínimo– por un delito de atentado a agente de la autoridad, pero finalmente, como ha reconocido los hechos, ministerio público y defensa han pactado una pena de cuatro meses de prisión y no ha sido necesario celebrar el juicio, dictándose sentencia de conformidad.

Los hechos tuvieron lugar el pasado día 28 de julio cuando, sobre las seis de la tarde, se declaró un conato de incendio en el punto kilométrico 90,5 de la carretera C-37, en el término municipal de Manresa, y varios testigos dieron la descripción del autor a los agentes rurales: un hombre de unos 50 años, con aspecto de vagabundo que circulaba en bicicleta y llevaba un perro en una cesta.

Una vez los agentes, debidamente identificados e uniformados, lo localizaron 20.40 horas en el quilómetro 72.2 de la misma vía, pero en el municipio de Ódena, trataron de darle el alto para identificarlo. El sospechoso, que circulaba en bici por una vía donde está prohibido, en plena operación salida e invadiendo el sentido contrario, hizo caso omiso en varias ocasiones gritándoles “Yo no me paro”, “¿Qué queréis?”. Cuando consiguieron pararlo, sacó un cuchillo de 12 centímetros de hoja y lo esgrimió contra ellos obligando a unos de los agentes a retroceder unos metros para que no le alcanzara. Los Mossos d’Esquadra, que llegaron tras ser requeridos por los agentes rurales, también intentaron hacerle desistir. Cuando uno de los Mossos sacó la defensa extensible, que el acusado tiró al suelo el cuchillo. Inmediatamente fue detenido.

Teniendo en cuenta que el acusado carece de antecedentes penales y que la pena impuesta era inferior a dos años, el tribunal ha acordado la suspensión de la condena de prisión condicionada a que durante el plazo de dos años no cometa ningún delito. Transcurrido el plazo de suspensión otorgado sin delinquir, se acordará la remisión definitiva de la pena impuesta.

Desde la Asociación Profesional de Agentes Rurales de Catalunya (ASPARC) se ha pedido una reunión de urgencia con el vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras. Los agentes, que son el grueso de la policía medioambiental de Catalunya, recuerdan que han pasado seis meses desde que un furtivo asesinó a dos de sus compañeros a sangre fría mientras cumplían con sus cometidos, sin tener la formación ni los medios de la policía. Desde la Asociación quieren tratar sobre la seguridad del Cuerpo y saber en qué situación se encuentra el tan largamente anunciado Plan estratégico, teniendo en cuenta que “el tiempo pasa y no llegan mejoras”, han mantenido desde la ASPARC.