Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Bomberos revisan las calles engalanadas de Gràcia

El cuerpo de emergencias vela porque la decoración no tape bocas de incendio o dificulte el paso

Bomberos comprueban una boca de incendios en Gracia.
Bomberos comprueban una boca de incendios en Gracia.

Los vecinos del barrio barcelonés de Gràcia ultiman este fin de semana todos los preparativos y añaden los últimos adornos a sus engalanadas calles para que todo esté a punto para que el lunes comience la fiesta mayor. Además, este año se celebra el bicentenario de la que es una de las festividades más importantes en la ciudad. Los Bomberos de Barcelona han revisado, durante estos últimos días, los adornos de las 22 calles y plazas que este año participarán en la fiesta. Según el propio cuerpo municipal, inspeccionan que la decoración no dificulte el paso por las diferentes aceras del barrio y que las bocas de incendio no hayan quedado obstruidas.

En cuanto a la seguridad del evento, todo el distrito de Gràcia contará con un dispositivo específico de vigilancia entre el 15 y el 21 de agosto con un operativo especial mientras dure la celebración con patrullas de la Guàrdia Urbana y los Mossos d’Esquadra. El cuerpo municipal gestionará las actividades en el espacio público y la circulación de personas y controlará que los locales no se excedan con el aforo.

El Ayuntamiento, por cuarto año consecutivo, ha creado un itinerario de acceso obligatorio por las calles adornadas. De esta forma, dependiendo del número de visitantes, se podrá determinar un sentido único del flujo de personas.

En los últimos años, y no solo durante las fiestas de Gràcia, han sido varios los vecinos que han denunciado estar sometidos a niveles elevados de presión acústica. El Consistorio instalará este año limitadores para controlar el ruido en diferentes puntos como son los 50 escenarios de la fiesta. Según los técnicos, la instalación de un limitador supone una reducción de la percepción del nivel de ruido sin perjudicar la calidad musical y minimizando el impacto acústico en las viviendas afectadas.

215 personas trabajarán diariamente en la limpieza de las calles y se instalarán 1.750 papeleras de cartón. Además, este año todas las consumiciones se servirán en vasos retornables para evitar generar residuos.

Más información