Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fallece a los 86 años el compositor catalán Xavier Benguerel i Godó

El músico, perteneciente a la Generación del 51, escribió la ópera "Jo, Dalí", sobre la figura del pintor

El compositor catalán Xavier Benguerel.
El compositor catalán Xavier Benguerel.

Estrenó su última obra, El cementeri marí, sobre el poema homónimo de Paul Valéry, en Francia el pasado mes de mayo. El compositor catalán, Xavier Benguerel i Godó, autor de una prolífica obra musical, ha fallecido hoy en Barcelona a los 86 años. El músico, autor de conciertos, sinfonías y óperas, estuvo activo hasta el último momento. Benguerel fue un músico considerado de estilo renovador, perteneciente a la denominada "Generación del 51", y autor del gran oratorio Llibre Vermell, sobre el manuscrito medieval del Monasterio de Montserrat, así como de la ópera Jo, Dalí, sobre la vida del universal artista ampurdanés. El compositor abrazó en los años cincuenta la experimentación radical impuesta por las vanguardias. Las consignas eran crear música dura, confusa para los intérpretes por la dificultad de su escritura, sin pensar demasiado en el público: "Fueron tiempos difíciles y tan estériles que, si pudiera, suprimiría más de la mitad de mi obra, quemaría esas partituras sin titubear", declaraba en una entrevista con este periódico en 2001.

Hijo del escritor Xavier Benguerel i Llobet, el músico nació en Barcelona el 9 de febrero de 1931 y, tras la Guerra Civil, vivió el exilio con sus padres en Santiago de Chile, entre 1940 y 1954, donde inició estudios musicales, que continuó después, ya en Barcelona, con Cristòfor Taltabull, si bien se consideró siempre un compositor autodidacta.

Influido por Bela Bartok e Igor Stravinsky, se dio a conocer con su Cantata d'Amic e Amat (1959), para componer después Successions (1960), Concierto para dos flautas (1961), Dúo  Música para tres percusionistas (1967) y Concierto para percusión (1975), entre muchas otras obras. Quasi una fantasía (1972), para violonchelo y orquesta, fue estrenada por el violonchelista Siegfried Palm; su Capriccio Stravagante (1974), compuesto a instancias del Bach Festival de Londres, fue dirigida por Cristobal Halffter, y el Concierto para percusión y orquesta (1977) estrenado por Siegfried Fink y la orquesta Radio Frankfurt.

En 1988 estrenó en el Gran Teatre del Liceu el oratorio Llibre Vermell, basado en cantos y danzas del famoso manuscrito medieval del Monasterio de Montserrat que contiene cantos en latín, catalán y occitano, y en 1990 presentó su Rèquiem a la memoria de Salvador Espriu, dirigido por Romano Gandolfi. En junio de 2011, estrenó la ópera Jo, Dalí en el Teatro de la Zarzuela de Madrid y compuesta por encargo del Ministerio de Cultura con motivo del centenario de su nacimiento. La obra, de dos horas de duración y estructurada en cuatro actos, se centra en la relación entre Dalí y Gala desde que se conocieron y hasta la muerte, y presentada en 13 escenas que se suceden de forma cronológica. Salom, autor del libreto, conocía bien a los personajes, ya que en su haber cuenta con la obra teatral Casi una diosa(1993), sobre la esposa y musa del pintor. Otras de las numerosas composiciones del músico fallecido fueron Metamorphosis(1972)Destrucció y Arbor (1972) y Raíces hispánicas.

La Sociedad General de Autores y Editores, la Fundación Autor y la editorial Boileau, de Cataluña, celebraron un acto de reconocimiento al compositor, con motivo de su 80 aniversario. En este acto, fueron presentado su libro de memorias Notes de la meva vida, escrito por el propio Xavier Benguerel, y su obra completa en CD para piano. El compositor obtuvo el premio Luigi Dallapiccola 1977 y en 2014 la Generalitat de Cataluña le otorgó la Creu de Sant Jordi.