Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenidos en Latina dos ladrones cuando desvalijaban un piso

Los arrestados acababan de robar en otras tres viviendas del mismo bloque

Material decomisado a los dos ladrones detenidos. Ampliar foto
Material decomisado a los dos ladrones detenidos.

La Policía Nacional ha detenido a dos hombres de nacionalidad georgiana, de 26 y 37 años, mientras estaban robando dentro de una vivienda del distrito de Latina. Uno de los arrestados intentó evitar su captura esgrimiendo un cuchillo contra una agente, mientras que el otro pretendió huir saltando por la ventana del piso, situado en una segunda planta.

La colaboración ciudadana permitió arrestar a los dos ladrones. Un vecino del número 131 de la calle del General Romero Basart, situada en el barrio de Las Águilas, llamó al teléfono de emergencias del Cuerpo Nacional de Policía, alertando de que habían entrado dos personas en un piso.
Al lugar acudieron varios radiopatrullas. Los agentes subieron hasta el segundo piso y vieron que la puerta de entrada estaba abierta. Dentro se oían ruidos. Al verse descubierto, uno de los ladrones cogió de la cocina un cuchillo de grandes dimensiones, con el que trató de herir a una de las policías. Esta, sin embargo, le redujo sin resultar herida.

Mientras, el otro individuo abrió una de las ventanas y saltó a la calle, pese a hallarse en un segundo piso. Huyó a toda velocidad hasta que fue detenido por otro agente cuando intentaba escalar una alambrada de espino en una finca contigua. Los policías comprobaron que los arrestados habían robado previamente en tres viviendas más del bloque, y recuperaron 1.200 euros en efectivo y casi 200 en joyas.

Señales de plástico

Tras inspeccionar la puerta de entrada, los agentes localizaron un plástico transparente, que es una de las señales utilizadas por los cacos para marcar viviendas y detectar la frecuencia de paso de los inquilinos. Si cuando los ladrones vuelven a los pisos el plástico no está o se ha caído de la puerta, significa que hay gente viviendo en ellos. En caso contrario, si la marca está en la misma posición, los arrestados constan que las viviendas están vacías. Acto seguido, fuerzan las puertas con ganzúas o llaves maestras.

Los arrestados carecían de antecedentes policiales. Ya han pasado a disposición judicial, acusados de tres delitos de robo con fuerza en domicilio.

La Policía Nacional recomendó ayer no publicar en las redes sociales los planes de vacaciones o cuántos días una persona va a estar ausente de la vivienda, vigilar la colocación de plásticos transparentes en las puertas y llamar al 091 si se escuchan ruidos en pisos vacíos.