Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ada Colau dice que los autores de los ataques turísticos responderán ante la justicia

La alcaldesa de Barcelona reaparece por sorpresa tras una semana en silencio

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, interviene en la Fiesta nacional de Ecuador en la ciudad.
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, interviene en la Fiesta nacional de Ecuador en la ciudad.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha reaparecido este domingo por sorpresa y, en un acto que no estaba previsto, ha convocado a la prensa para valorar la crisis que la ciudad ha vivido esta semana por las huelgas del aeropuerto y los ataques al turismo. Tras una semana en silencio, Colau ha condenado sin ambages unos ataques que ha recordado que “se han denunciado y se investigarán”, para concluir que “los responsables tendrán que responder ante la justicia”.

Durante la semana pasada, Colau recibió duras críticas por parte de los partidos de la oposición y los sectores económicos vinculados al turismo. Primero por la tibieza al condenar el ataque por parte de Arran, vinculado a la CUP, a un autobús turístico de la empresa municipal de transportes; y luego por el silencio de Colau ante nuevos ataques. La alcaldesa ni siquiera intervino cuando el viernes se conocieron los pinchazos de ruedas de bicicletas turísticas y los sabotajes a cerraduras de establecimientos turísticos, en este caso por parte de Endavant, un colectivo también próximo a la CUP.

La gestión fue cuestionada hasta el punto de que los grupos municipales del PDeCAT y PP forzaron para este lunes una comisión extraordinaria de Seguridad en la que responderá el concejal de Turismo, Agustí Colom.

En su comparecencia de este domingo, Colau ha explicado que durante la semana ha estado de vacaciones con su familia y defendió que la alcaldía ha permanecido “perfectamente cubierta por el concejal y teniente de alcalde Jaume Collboni, en calidad de alcalde accidental, y del concejal de turismo”. La alcaldesa afirmó que ha estado en contacto constante con su equipo, así como con representantes del Gremio de Hoteles y representantes del Consorcio de Turismo.

Condena a los ataques

 “Se ha dado la respuesta adecuada y el Ayuntamiento ha estado en primera línea condenando absolutamente unos hechos que son inaceptables y la ciudad de Barcelona rechaza la violencia y defiende que cualquier debate debe hacerse mediante el diálogo y la propuesta”, ha dicho Colau. La alcaldesa ha celebrado que los ataques “son aislados y no representativos” de la realidad de Barcelona, pero ha advertido de la gravedad que el consistorio entiende que tienen: “Se han denunciado y se investigarán y los responsables tendrán que responden ante la justicia”.

Arran pide ahora expropiar hoteles

Arran, la organización vinculada a la CUP que la última semana ha protagonizado sabotajes contra objetivos turísticos en Cataluña, Baleares y la Comunidad Valenciana, emitió ayer un comunicado en el que defiende sus acciones como “una lucha completamente legítima”. El colectivo asegura que no están en contra del turismo sino “del actual modelo turístico”, que considera beneficioso solo para “pocas personas” y que encarece bienes como la vivienda. En este sentido, piden “prohibir de forma inmediata” los portales de alquiler de pisos turísticos como AirBnb y “expropiar las principales empresas y activos turísticos del país” como hoteles y parques temáticos.

Dirigiéndose directamente a los colectivos Arran y Endavant, Colau les ha pedido “una reflexión” y ha insistido en que “estas acciones no son compartidas por el ayuntamiento ni la ciudadanía, y que una cosa es el debate sobre el modelo turístico y otra unos ataques que asustan a las personas y estropean bienes como son autobuses o bicicletas”. “Si les preocupan los efectos, tienen que plantearse que la ciudadanía no lo valora [los ataques] sino que espera propuestas”, dijo.

Dirigiéndose al resto de la ciudadanía, la alcaldesa también ha llamado “a la prudencia en generar una alarma que no existe” sobre la turismofobia. “No magnifiquemos estos hechos porque es lo que acaba en la prensa internacional. Son hechos absolutamente condenables que no compartimos, pero no hay que magnificar el hecho aislado y recordar que afortunadamente reina la convivencia”.

Colau no ha perdido la ocasión para recordar las medidas de choque para evitar los efectos negativos que ha puesto en marcha su gobierno e insistir en que hasta ahora ningún otro alcalde lo había hecho. Acciones como intensificar la lucha contra los pisos turísticos ilegales, regular el crecimiento hotelero o destinar los fondos de la tasa turística a los barrios y el transporte público.