Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Desarticulada una red internacional de tráfico de pastillas en Barcelona

La operación policial ha dejado siete detenidos y más de 70.000 pastillas de éxtasis y unos siete kilogramos de MDMA

Pastillas incautadas por la Guardia Civil durante la operación.
Pastillas incautadas por la Guardia Civil durante la operación.

La Policía Nacional y la Guardia Civil han desarticulado este jueves una organización dedicada al tráfico de éxtasis y MDMA asentada en Barcelona, que actuaba a nivel internacional, y han detenido a siete personas en Barcelona, Costa Rica y Colombia. En un comunicado, las fuerzas de seguridad han explicado que los siete detenidos son tres ciudadanos colombianos, dos costarricenses, un holandés y un estadounidense. A todos ellos se les imputan delitos de tráfico de estupefacientes, falsificación de documentos y pertenencia a una organización criminal.

En la operación, los agentes han requisado más de 70.000 pastillas de éxtasis y más de siete kilogramos de MDMA en cristal durante registros que se han realizado en varios países de Europa, Sudamérica y Australia. La organización operaba a través de empresas de paquetería por las que realizaban envíos falsos de ropa, calzado, juguetes y otros objetos entre los que escondían la droga. A principios de año, autoridades internacionales pusieron en conocimiento de las españolas la intervención de 2.000 pastillas de éxtasis, cuyo origen era Barcelona.


Los agentes siguieron con la investigación y averiguaron distintas identidades falsas utilizadas para hacer dichos envíos. Primero se pudo identificar y localizar al individuo estadounidense y una mujer colombiana, que ejercían de responsables en España.

Más tarde, al descubrir repetidos viajes a Francia, Bélgica y Holanda, se pudo identificar al encargado de transportar las pastillas por carretera desde Países Bajos hasta España, el holandés, que ya contaba con numerosos antecedentes policiales en su país de origen. 
A finales de junio, los agentes encontraron un trastero alquilado por la banda en Barcelona, donde finalmente pudieron detener a la pareja que organizaba desde España, al "narco transportista" holandés, y a otro ciudadano colombiano que colaboraba con la organización.
El resto de los integrantes, —dos costarricenses y el tercer miembro colombiano— fueron detenidos en sus países de origen tras ser descubiertos en distintas operaciones.

Registros e intervenciones

A lo largo de la investigación se han requisado 72.125 pastillas de éxtasis y más de siete kilogramos de MDMA en cristal, repartidos en varios países de Europa, Australia y Sudamérica. También se obtuvieron útiles para falsificar documentos, dinero y documentación que acreditaba el alto nivel de vida que llevaban los arrestados en Barcelona.

La primera incautación fue de 2.000 pastillas, lo que destapó la organización. Durante otra operación en el mes de abril se intervinieron en el Aeropuerto de Barcelona-El Prat 5.000 pastillas de la misma droga con destino a Brasil. En el trastero alquilado por el grupo, los agentes encontraron cerca de 41.000 pastillas y tres kilogramos de MDMA en roca.

El resto de los estupefacientes se hallaron en Alemania (5.000 pastillas), en Brasil (2.964 pastillas), en Costa Rica (2.001 pastillas), en Australia (3,986 kg de metanfetamina o MDMA), en Colombia (15.682 pastillas y 223 gramos de metanfetamina), y en Bélgica (1,080 gramos de metanfetamina o MDMA).