Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenidas cuatro personas por la guerra entre narcos dominicanos

La policía acusa a los sospechosos de tres de los seis asesinatos cometidos en Cataluña en un año y tres meses

Los Mossos haciendo trabajos de investigación.
Los Mossos haciendo trabajos de investigación. EFE

Los Mossos d’Esquadra pusieron en marcha ayer un operativo por la guerra entre supuestos narcotraficantes dominicanos que se ha cobrado seis muertos en Barcelona en un año y tres meses. Los agentes detuvieron a cuatro personas, según fuentes policiales consultadas por EL PAÍS, vinculadas a tres asesinatos: los dos de El Prat, en el que fueron tiroteados dos jóvenes y malherida una mujer, y una tercera víctima mortal en Sant Joan Despí. Los agentes llevaron a cabo cuatro entradas y registros (dos en Barcelona y dos en L'Hospitalet) en los que encontraron armas de fuego, dinero en efectivo y casi un kilo de cocaína. Los detenidos, de 22, 25, 30 y 40 años, son de origen dominicano.

La policía catalana enmarca los asesinatos en una guerra por el tráfico de drogas entre bandas. El origen está en el robo de una partida de droga en Holanda, pero el conflicto degeneró en vuelcos (robos entre ellos) y enfrentamientos por mantener el poder entre el grupo, según fuentes policiales.

En el caso de los asesinatos de El Prat, cometidos el pasado 27 de abril, una de las víctimas mortales, Robinson Daniel Báez, alias Yan Carlos, y la mujer herida, Natasha Esmeralda Feliz, escaparon de otro piso en el que les buscaban los Mossos por su implicación en un homicidio. Que él acabase muerto y ella malherida en un tiroteo llevó a los Mossos a bautizar la investigación como caso Karma.

La oleada de muertes provocó tensión en la policía catalana, que celebró diversas reuniones para intentar atajar la situación. Se celebraron reuniones al máximo nivel y finalmente se decidió investigar cada caso por separado. Desde las dos últimas víctimas de El Prat, en abril, no ha vuelto a haber más ejecuciones.

El primer asesinato fue el 22 de abril del año pasado, delante de la discoteca Koko Premium Club, donde fue tiroteado Yrtu Gómez, alias el Turco. Le siguió otra víctima mortal, hallada el 28 de noviembre, en un coche, en L'Hospitalet de Llobregat. Un mes después, el 1 de enero de 2017, tirotearon a Whander Suárez, en la avenida de Meridiana. El copiloto del coche en el que viajaba quedó malherido. El 28 de marzo, la policía halló un cadáver con un tiro en la cabeza, y maniatado en Sant Joan Despí. El 27 de abril mataron a tiros a Daniel Báez y Joel Beato en un piso en El Prat.

Más información