Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un pistolero irrumpe en un piso y mata a dos hombres en el Prat

Los Mossos investigan si el ataque está relacionado con una guerra de clanes en la que ya han muerto seis personas desde hace un año

Una pareja de Mossos d'Esquadra en Barcelona.
Una pareja de Mossos d'Esquadra en Barcelona.

Los Mossos d'Esquadra barajan como principal hipótesis que el homicidio a tiros de dos jóvenes veinteañeros en la noche de este jueves en el Prat de Llobregat (Barcelona) es un nuevo episodio de la guerra que mantienen al menos desde abril del pasado año dos clanes enfrentados, vinculados al narcotráfico, y que ya se ha cobrado al menos seis muertos. Así lo aseguran fuentes cercanas a la investigación, después de que un pistolero asaltó hacia las 22.40 horas de este jueves un piso de la calle Ramon Codina, en el barrio de Sant Cosme de El Prat, y mató a tiros a dos jóvenes y dejó herida de bala a una chica de 21 años aunque no se teme por su vida.

El asaltante consiguió huir, por lo que los Mossos d'Esquadra han desplegado un dispositivo para intentar localizarlo y detenerlo. Pese a que los fallecidos todavía no han podido ser identificados, la información de la policía catalana apunta a que se trata de jóvenes de nacionalidad dominicana.

El primero de los crímenes relacionados con esta guerra entre clanes ocurrió el 22 de abril del pasado año, con la muerte de una persona en un tiroteo en una discoteca de la avenida Paral·lel de Barcelona. Posteriormente, el 28 de noviembre, un hombre de 36 años y nacionalidad dominicana fue localizado sin vida en el interior de un vehículo estacionado en la avenida Catalunya de L'Hospitalet de Llobregat. El fallecido, que tenía antecedentes policiales, había recibido varios disparos en la cabeza, efectuados con una pistola del calibre 22.

Los investigadores sospechan que, en un ajuste de cuentas por este crimen, un desconocido disparó varias veces a los ocupantes de un coche en la avenida Meridiana de Barcelona el 1 de enero por la noche, lo que causó la muerte de un joven de 32 años y de nacionalidad dominicana y heridas de gravedad a otras dos jóvenes.

El cuarto fallecido por esta supuesta guerra abierta entre clanes rivales ocurrió el 28 de marzo, cuando un hombre fue localizado sin vida en un descampado de Sant Joan Despí (Barcelona), con un tiro en la cabeza, el rostro cubierto y las manos atadas. Los Mossos sospecharon desde el primer momento que este homicidio, ocurrido en un descampado junto a la BV-2001, obedecía a un ajuste de cuentas vinculado a esta guerra entre bandos rivales.

Finalmente, los Mossos d'Esquadra recibieron este jueves, a las 22.49 horas, el aviso de un vecino que había oído varias detonaciones de arma de fuego que procedían de un piso de la calle Ramon Codina de El Prat de Llobregat. Cuando los agentes llegaron al lugar, localizaron a una chica herida, que fue evacuada al Hospital de Bellvitge, así como los cadáveres de los dos jóvenes.

El Área de Investigación Criminal de la Región Policial Metropolitana Sur de Barcelona se ha hecho cargo de las investigaciones del crimen de ayer, mientras que el juez de guardia ha decretado el secreto de las actuaciones.