Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Homicidios

Dos detenidos por intentar matar a un vecino de Moratalaz

Los tres implicados estuvieron bebiendo alcohol en piso de Hacienda de Pavones

Policías nacionales durante una detención, en una imagen de archivo. Ampliar foto
Policías nacionales durante una detención, en una imagen de archivo.

La Policía Nacional ha logrado esclarecer un intento de homicidio ocurrido el pasado mes de noviembre en el distrito de Moratalaz. Los agentes de Policía Judicial de la comisaría de este distrito han detenido a dos hombres, de 49 y 50 años, acusados de haber asestado al menos dos cuchilladas a la víctima, que estuvo en estado muy grave y que tardó varias semanas en recuperarse.

El intento de homicidio se produjo el domingo 27 de noviembre de 2016 en un piso del número 256 de la calle de Hacienda de Pavones. Sobre las ocho de la tarde, el teléfono de emergencias 112 recibió un aviso de que había una persona herida, Pedro Antonio B. C., de 55 años, que necesitaba asistencia médica.

Una UVI móvil del Servicio de Urgencias Médicas de la Comunidad de Madrid asistió al hombre, que presentaba dos heridas por arma blanca en el abdomen. Una de ellas le había provocado la salida de la masa visceral, según fuentes de la investigación. Tras ser estabilizado, fue trasladado con pronóstico muy grave al Hospital Gregorio Marañón de Madrid.

Los agentes de Policía Judicial de Moratalaz iniciaron las investigaciones. Según los relatos de los testigos, la víctima había sido trasladada a su domicilio por un amigo, que lo había encontrado en la calle. El resto de personas que lo vieron declararon a la policía que no sabían lo que podía haber ocurrido ni quién fue el autor de la agresión.
Los policías tuvieron que esperar hasta que el herido recibió el alta hospitalaria y le pudieron tomar declaración en su domicilio, donde se encontraba convaleciente. Pedro Antonio afirmó que había sido víctima de un robo en la calle por parte de un hombre que le había abordado por la espalda. Por ello, no le pudo ver.

Versiones contradictorias

Los investigadores desconfiaron de esta versión y esclarecieron que tanto la víctima como sus amigos habían estado todos juntos consumiendo alcohol. Aparte, los interrogatorios demostraban que estaban dando versiones inverosímiles y contradictorias.

Varias pruebas policiales permitieron descubrir que la agresión se produjo en el domicilio, por lo que se detuvo a Emilio F. C. G., de 50 años y a Juan C. M., de 49, como supuestos autores de los delitos de tentativa de homicidio, amenazas, coacciones y contra la Administración de Justicia (encubrimiento, falso testimonio u obstrucción a la justicia). Todos los testigos habían recibido amenazas de muerte, incluso mostrándoles armas blancas. Tras su arresto, pasaron a disposición judicial.