Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

33 heridos leves en una montaña rusa del Parque de Atracciones de Madrid

Dos convoyes en el Tren de la Mina chocan por causas que se desconocen en el momento en el que se iban a detener

Sanitarios del Samur y policías municipales entran en la atracción. Atlas-Quality

Un total de 33 personas, algunas de ellas menores de edad, han resultado heridas leves en un accidente registrado en una de las montañas rusas del Parque de Atracciones de Madrid, ha informado un portavoz de Emergencias Madrid.

El accidente se ha producido pasadas las 14.30, cuando dos convoyes del Tren de la Mina, han chocado en el momento en el que se iban a detener. Algunos testigos han referido a EL PAÍS que el tren que estaba en movimiento no ha parado y ha colisionado con el que estaba detenido. Pese a la fuerza del choque, este último ni se ha movido. Las primeras investigaciones apuntan a que no ha funcionado el sistema de frenos del que viene en movimiento, por lo que ha golpeado al que estaba parado ya cargado de gente. "El operario ha entrado en la cabina de control, pero no le ha dado tiempo a detenerlo antes de que colisionara", ha explicado un testigo.

El Samur-Protección Civil, que en un primer momento ha informado de 17 heridos, ha atendido a 33 personas, la mayoría por contusiones, mareos leves, latizagos cervicales y crisis de ansiedad. Alguno sufría traumatismos lumbar, torácicos y abdominal, estos dos últimos a consecuencia del choque con la barra de seguridad, según ha explicado la supervisora del Samur, Carmen Camacho. Ninguna reviste gravedad, según el portavoz de Emergencias Madrid. Entre los atendidos hay seis niños menores de 10 años. Este servicio sanitario ha creado un punto de atención para valorarlos uno a uno.

De las 33 personas afectadas, 27 han sido trasladadas en una hora y cuarto a los hospitales Doce de Octubre, Clínico y la Fundación Jiménez Díaz para valoración y ver si se tiene alguna lesión interna. Los servicios de urgencia han sido alertados previamente. Los otros seis heridos han rechazado el traslado o lo han efectuado por sus propios medios. Al lugar se han desplazado ocho dotaciones del Samur: dos ambulancias colectivas, tres básicas, una UVI móvil y el jefe de guardia.

La llamada a los servicios de emergencias la ha hecho el propio parque. También se han desplazado hasta el Parque de Atracciones de Madrid agentes de la Policía Municipal y Nacional con la intención de averiguar las causas del accidente.

Una portavoz del Parque de Atracciones ha explicado que la prioridad ahora es atender a los lesionados y después, cuando ya hayan sido trasladados a los diversos centros hospitalarios, los técnicos del parque entrarán al tren para estudiar qué ha fallado. Eso sí, los primeros en hacerlos serán los policías municipales, que al final serán encargados de la investigación. A esas horas y dadas las altas temperaturas que registra hoy la capital (de unos 40 grados), la afluencia al recinto no era muy alta.

La citada portavoz ha informado de que la montaña rusa había pasado esta mañana las pruebas de control que se realizan a diario antes de abrir las instalaciones al público. La atracción averiada tiene todas las inspecciones en regla. Esta mañana se han realizado dos pruebas: una en vacío para detectar anomalías y otra con muñecos con peso similar a un ser humano.

El tren de la mina corre a una velocidad de 55 kilómetros por hora. En su punto más alto, llega a los 17,5 metros desde el suelo. Según la página web del Parque de Atracciones, el tren de la mina es la primera montaña rusa que incorpora gafas de realidad virtual en España. Reproduce una mina fantasmal en el antiguo oeste, donde se tiene que disparar a esqueletos y arañas. El recorrido se puede hacer sin esas gafas o con ellas. El uso de estas gafas comenzó a funcionar el pasado 10 de julio. A través de ellas se puede ver la puntuación que realiza cada participante.

La edad mínima para el uso de las gafas es de 13 años. Esta es una de las últimas incorporaciones del Parque de Atracciones. La atracción consta de dos trenes, dotados cada uno de 18 coches (con un máximo de 32 pasajeros cada uno). La altura mínima para poder acceder es de 100 centímetros y la máxima, de 195. El recorrido se efectúa en dos minutos y medio a lo largo de 450 metros. La capacidad máxima por hora es de 1.000 visitantes.

Más información