Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Parla es la población con mayor venta de cigarrillos de contrabando de la región

Los estanqueros y una conocida marca de tabaco inician una campaña de sensibilización contra esta práctica

Los vecinos de Parla (124.600 habitantes) son los que fuman más tabaco de contrabando de la región y están en el segundo lugar de todo el territorio español, solo por detrás de algunas poblaciones andaluzas. Por este motivo, los estanqueros junto con una conocida empresa marca de cigarrillos han iniciado una campaña de sensibilización en contra de esta práctica. Según el cálculo de los organizadores, las arcas públicas han dejado de ingresar 2,5 millones de euros en impuestos directos e indirectos.

Unos fumadores en la puerta de la estación de cercanías de Parla, esta semana. Ampliar foto
Unos fumadores en la puerta de la estación de cercanías de Parla, esta semana.

La cifra de impuestos dejados de ingresar por parte del fisco se calcula de una forma curiosa. La consultora Ipsos se encarga de la publicación de la llamada encuesta del paquete vacío. Esta se encarga de ir a las poblaciones seleccionadas y recoger de las papeleras las cajetillas de tabaco vacías. Después, las selecciona y comprueba el idioma de las alertas sanitarias y los precintos fiscales. De este modo, se conoce su origen y si se ha vendido en la península, en Canarias o en otros países.

Esta encuesta tiene unos resultados muy fiables, dado que hace cribas cada seis meses y ve cómo evoluciona el consumo de contrabando. “En Andalucía es donde más se da, con gran diferencia. Sin embargo, las cifras de Parla son bastante altas”, reconocen fuentes del sector estanquero. La encuesta no tiene en cuenta el tabaco de picadura, cuyo consumo se ha incrementado en los últimos años a consecuencia de la crisis económica. “Se hacen comprobaciones y encuestas en ciudades de toda España, pero en muchas de ellas el índice de tabaco de contrabando es muy bajo. Se controla que no se dispare en determinados puntos”, añaden las citadas fuentes.

Según los datos de Ipsos, el 17,2% de los cigarrillos consumidos en 2016 en Parla no han pagado impuestos, según las cajetillas encontradas en las papeleras del municipio. Esta cifra duplica la media de toda España. La campaña que han iniciado los estanqueros pretende abordar las consecuencias de la venta ilícita de tabaco. Este municipio cuenta con una de las mayores tasas de desempleo de la región, según los organizadores.

Menos servicios sociales

La campaña, que viajará más adelante a estancos de otras localidades, consistirá en llamativos carteles en los que se informará a los parleños de las consecuencias directas del contrabando en su municipio. Entre ellos, los 2,5 millones de euros que podrían haber sido destinados a servicios sociales.

Según la responsable de Estrategias y Prevención del Comercio Ilícito en Philip Morris Spain (fabricante de Marlboro, entre otras marcas), Yolanda Velasco, “para luchar contra el comercio ilícito de tabaco, en esta empresa apostamos por acciones específicas allí donde se produce el problema”. “Estamos absolutamente convencidos de que si el consumidor estuviera bien informado de las consecuencias de comprar tabaco ilegal, nunca lo haría”, añadió la directiva.

Para el presidente de la Unión de Estanqueros, Mario Espejo, la venta ilegal de tabaco de contrabando “es un problema muy grave”. “Los estanqueros estamos muy preocupados con el contrabando que, más allá de las pérdidas económicas al estanquero, facilita el acceso de los menores al tabaco, financia organizaciones criminales y perjudica al ciudadano. Los impuestos obtenidos con la venta de 11 cartones de tabaco podrían servir para cubrir el subsidio familiar de un desempleado”.

Este tipo de tabaco ilegal suele adquirirse en tiendas de alimentación que abren las 24 horas del día. A veces el ahorro es tan solo de 30 o 40 céntimos respecto al precio del tabaco legal adquirido en un estanco.

Un municipio que triplica la media regional

Los datos de la encuesta Ipsos sobre el comercio ilícito de tabaco reflejan que el 17,2% de los cigarrillos consumidos en Parla son de contrabando. Esto supone tres veces la media regional (5,7%) y casi el doble de la media de España (9,2%).

Este municipio rompe la gráfica. Por detrás, están Torrejón de Ardoz, con un 10%; Leganés, con un 9%; Fuenlabrada, que ronda el 8%, y, por último, Alcalá de Henares, que está por debajo del 4%. El resto de municipios o no se comprueban o tienen resultado más bajos.