Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Podemos sufre la mayor crisis interna en Euskadi

La dimisión de los dos ediles del partido en Bilbao se suma a la expulsión de cuatro junteros de Álava

Comparecencia de los cuatro junteros de Álava expulsados de Podemos Euskadi.
Comparecencia de los cuatro junteros de Álava expulsados de Podemos Euskadi.

A Podemos se le amontonan los problemas en Euskadi. Los dos concejales de la formación en el Ayuntamiento de Bilbao han remitido una carta al secretario general del partido, Pablo Iglesias, en la que le informan de su dimisión de sus cargos en el partido ante la "actitud elitista" de esta formación en Euskadi. La marcha de los ediles Francisco Samir Lahdou y Conchi García y otros 20 miembros de Ganemos Bilbao se suma a la expulsión decretada por la formación de cuatro junteros de Podemos en Álava por sus "diferentes formas de entender la organización, el trabajo y las dinámicas diarias" en la institución alavesa.

Los concejales Lahdou y García exponen en su carta a Iglesias que han decidido renunciar a sus cargos como miembros del Consejo Ciudadano de Bilbao y como militantes de "una organización que está más cerca de la casta política tradicional que de un movimiento ilusionante y combativo". La misiva está suscrita por una veintena de personas consideradas cercanas al exdirigente de Ezker Batua y exconsejero del Gobierno vasco Javier Madrazo, que impulsaron en Bilbao la candidatura Ganemos, presentada sin el apoyo de Podemos Bilbao y que concurrió a las municipales de 2015 en la plataforma Udalberri, junto a Ezker Anitza-IU y Equo.

En la misiva, expresan su "desilusión y tristeza" por el "giro de 180 grados" que, a su juicio, ha dado Podemos desde su fundación, "sobre todo en Euskadi", donde la formación está dirigida por la secretaria general Nagua Alba.

En este sentido, explican que se inscribieron en el partido para "impulsar un cambio radical en la sociedad participando de manera activa en política" pero que, cuando se iban a celebrar las elecciones municipales de 2015 y "viendo que el secretario general de Bilbao, Lander Martínez, pretendía concurrir en coalición con Ezker Anitza y Equo" en la coalición Udalberri "a espaldas de las bases", optaron por conformar otra candidatura electoral bajo las siglas de Ganemos Goazen Bilbao.

"Tal fue el rechazo que, en la conformación de la lista electoral de lo que después fue Udalberri, la primera persona de la candidatura es una concejala de Equo y la segunda es una edil de Ezker Anitza. La gente de Lander Martínez se quedó sin representación", señalan.

Podemos Bilbao ha reaccionado horas después con una nota informativa en la que precisa que los dos concejales que han "dimitido" de la formación morada ya estaban expulsados de la formación morada por la comisión de Garantías, aunque no era efectiva la resolución porque la habían recurrido. El Consejo Ciudadano de Podemos Bilbao ha señaldo que la carta de los dimitidos a Iglesias es una "maniobra" para adelantarse a la "inminente" expulsión y ocultar que "hace tiempo" dejaron de formar parte del proyecto.

Los problemas de Podemos Euskadi no terminan ahí. El pasado miércoles, los junteros Koldo Martín, Javier Bizarro, Juanjo Celorio y Daniel Trujillano explicaron que no dejarán sus actas y tampoco solicitarán su traspaso al Grupo Mixto en las Juntas Generales de Álava, una decisión que se prolongará por lo menos hasta que el juzgado resuelva sobre la denuncia que van a presentar contra el Consejo de Coordinación de Euskadi de la formación morada.

Estos cuatro procuradores votaron en contra de los presupuestos forales de 2017, mientras que otras tres junteras se abstuvieron en línea con lo decidido por la dirección vasca de Podemos, y a partir de ese conflicto el grupo se dividió totalmente. La dirección de Podemos en Euskadi abrió un expediente sancionador contra los cuatro críticos, que concluyó la semana pasada con la decisión de la Comisión estatal de Garantías de expulsarlos.

Los expulsados explicaron que no tienen intención de pasar al Grupo Mixto, sino que propondrán el cambio de denominación del Grupo de Podemos, que pasaría a llamarse "Orain Araba", e insistieron en que solo entregarían sus actas si la resolución judicial sobre la denuncia que van a interponer este mismo mes es contraria a sus argumentos.

Esta demanda se dirige contra el Consejo de Coordinación de Euskadi de Podemos porque, a su juicio, incumplió la Ley de Partidos en el procedimiento sancionador abierto contra ellos, concretamente el artículo 7, ya que no se les informó por los cauces legales del orden del día ni de la reunión que se convocó para tramitar el expediente.