Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Asociación de Víctimas del Metro critica el archivo del caso en el undécimo aniversario del accidente

La Fiscalía y la AVAM3J han recurrido y reclaman que se abra la investigación

La Asociación de Víctimas del Metro de Valencia durante el acto de homenaje de hoy.

Como cada año, desde que ocurrió el accidente que acabó con la vida de 43 personas y causó 47 heridos, la Asociación de Víctimas del Metro 3 de Julio (AVM3J) ha rendido homenaje junto al monumento que recuerda a las víctimas; la obra de la artista Anja Krakowski, que consta de 50 relojes que señalan la hora del accidente, la una de la tarde, ubicada sobre la curva donde descarriló el convoy. Hoy, de nuevo, han depositado ramos de flores y han guardado cinco minutos de silencio en su memoria.

El presidente de las Cortes Valencianas, Enric Morera, les ha entregado el documento que aprobó el Parlamento tras la comisión de investigación, que consideraba que el descarrilamiento era "previsible y evitable" y apuntaba a 13 responsables, y no a uno solo, el conductor, como señala la magistrada. El dictamen de la Cámara autonómica también se ha enviado a la Fiscalía, que ha recurrido el archivo de la causa al igual que la AVM3J.

La presidenta de AVM3J, Rosa Garrote, ha afirmado que aunque el tiempo pasa, la entidad tiene las mismas inquietudes, las mismas preguntas y las mismas dudas que en 2006 "porque nos encontramos hoy en día en el mismo momento judicial". "La jueza se empeña en que la única responsabilidad es del conductor porque la única causa que ella ve del accidente es la velocidad. Nosotros no estamos de acuerdo. Denunciamos que el accidente se pudo evitar y que si ocurrió fue por una mala planificación de la empresa -Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV)- no por el conductor", ha destacado Garrote.

La AVM3J quiere que se investigue en profundidad y se tengan consideren otras posibles circunstancias, además de la velocidad. "Que se tenga en cuenta la falta de seguridad, que FGV no cumplía la ley de prevención del riesgo, que no lo evitó y que ocurrió, como consecuencia, el accidente. Por tanto, la responsabilidad es de la empresa, no del conductor", ha apuntado.

La asociación no comprende las razones de la titular del juzgado de instrucción número 21 de València, Nieves Molina, para archivar el caso. "Para ella no tiene nada que ver si FGV cumplió la ley de prevención, por qué no evitó el riesgo, si tenía conocimiento del riesgo y no lo evitó, por qué no estaba puesta la baliza. La juez se ciñe a que la única causa es la velocidad y como tal, que el único responsable es el conductor", ha censurado Garrote.

Más información