Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mas dice que el Gobierno no puede usar la violencia para impedir el voto

El expresidente asegura en Berlín que evitar el referéndum no será una tarea fácil

Artur Mas, durante la conferencia celebrada en Berlín.
Artur Mas, durante la conferencia celebrada en Berlín.

El expresidente de la Generalitat Artur Mas, convertido en un embajador itinerante de Cataluña para defender el derecho a independizarse de España, advirtió este martes en Berlín que el gobierno español no puede utilizar la violencia para impedir que los catalanes acudan a las urnas el próximo 1 de octubre.

Durante una encuentro con un público heterogéneo, en su mayoría catalanes, realizado en el centro cultural Urania de Berlín, Mas admitió que no sabía lo que hará el Gobierno para impedir que los catalanes acudan a las urnas, pero destacó que no será una tarea fácil impedir el referéndum.“¿Qué harán si la gente sale a votar? ¿Utilizarán la violencia?”, dijo el político, al responder a una pregunta de EL PAÍS. “Un estado democrático no puede utilizar la violencia”, insistió.

El encuentro fue organizado por la Asamblea Nacional Catalana, acudieron unas setenta personas y no contó con la presencia de representantes del mundo político alemán. Mas llegó a Berlín para sostener varios encuentros con políticos y representantes de un importante think tank alemán, pero evitó mencionar el nombre de los políticos con quienes se reunió, ni tampoco quiso identificar al organismo al que acudió para informar sobre el proceso independentista de Cataluña.

"Nosotros somos liberales”, dijo, en una velada referencia a la familia política alemana que le abrió las puertas en Berlín, el Partido Liberal. “Hay una gran desinformación en Alemania y nuestra misión es evitar que los alemanes no tengan solo la versión del gobierno español”, dijo.

La visita de 24 horas de Mas en Berlín culminó con un diálogo que sostuvo con el escritor alemán Michael Ebmeyer en el marco de una reunión que fue convocada bajo el lema “Una oportunidad para Europa”. Ebmayer, que domina el catalán y el español, confesó a este periódico que él está en contra de la independencia de Cataluña y que lo habían invitado para conducir el debate gracias a sus conocimientos del idioma catalán. La ronda de preguntas y respuesta fue bilingüe (catalán y alemán) y un organizador del encuentro afirmó que el español no sería utilizado en la reunión.

“Somos demócratas y aceptaremos una derrota. Queremos ganar y estamos dispuestos a aceptar una derrota”, dijo Mas al referirse al resultado del referéndum, si este llega a realizarse.

Con respecto al lema del encuentro, Mas dijo que una Cataluña independiente podía hacer tres aportes a Europa: Dar un ejemplo de democracia y demostrar que las personas son capaces de cambiar un orden establecido; ayudar a definir un proyecto europeo capaz de acelerar la integración comunitaria y demostrar que un país mediterráneo (Cataluña) es capaz de convertirse en un país de referencia europea.

"Queremos convertirnos en la Dinamarca del Mediterráneo”, afirmo Mas, ante un público que lo escuchó como a un mesías. El futuro estado independiente de Cataluña será un país bilingüe, porque la sociedad catalana es bilingüe”, prometió.