Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los alumnos con poco valenciano también obtendrán el título de inglés de forma automática

El Gobierno envía otra carta a la Generalitat preguntando por su modelo plurilingüe

Alumnos en un centro educativo. Ampliar foto
Alumnos en un centro educativo.

Los alumnos de centros que han elegido el nivel más bajo de plurilingüismo podrán elevar el número de horas de inglés que imparten a la semana, sin necesidad de tener que dar más horas de valenciano. Y, si reciben más horas de inglés, también obtendrán automáticamente la acreditación de inglés al término de cada etapa educativa.

Lo ha asegurado este martes el secretario autonómico de Educación de la Generalitat valenciana, Miguel Soler, en lo que supone la apertura de una vía para atender la reclamación que realizaban una parte de las familias, y que resultaba especialmente intensa en Alicante. El dirigente socialista ha indicado que el Gobierno ha enviado otra carta al Ejecutivo autonómico preguntando por la normativa valenciana, y que será respondida en los próximos días.

El decreto de plurilingüismo aprobado por la Generalitat en febrero establecía varios niveles de plurilingüismo distribuidos en tres grandes categorías, básico, medio y avanzado. La polémica surgió por el hecho de que para recibir más horas de inglés había que cursar también mayores horas de valenciano, lo que para una parte de familias, la Diputación de Alicante, el PP, y otras entidades, suponía postergar al castellano.

El Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana suspendió de forma cautelar hace unas semanas la aplicación del decreto tras los recursos presentados, entre otros, por la Diputación y los populares. La mayor duda de legalidad, según indicaron los jueces, procedía del hecho de que al acabar las sucesivas etapas educativas los alumnos recibirían una acreditación automática en valenciano e inglés en las variantes avanzadas de plurilingüismo.

La suspensión cautelar ha sido recurrida por la Abogacía de la Generalitat, que ha recibido el apoyo de la Fiscalía Superior de la Comunidad Valenciana, que no ha observado discriminación hacia el castellano en la norma.

Soler ha explicado este martes en la comisión de Educación del Congreso de los Diputados que el nuevo decreto de currículo de Primaria que está a punto de publicarse deja tres horas y media libres a la semana en todos los centros para impartir el área de conocimiento que consideren oportuno, que puede ser inglés. Esta posibilidad, que ya había sido adelantada por la consejería, permitirá aumentar la docencia en inglés a los centros que han elegido niveles básicos de plurilingüismo.

Pero, además, el propio decreto contendrá una disposición adicional que indicará que la consejería "regulará el procedimiento para que todo el alumnado pueda obtener la acreditación". "Y aquellos alumnos que elijan dar más horas de inglés también tendrán reconocimiento automático al finalizar la educación obligatoria", ha precisado Soler, según recoge Efe.

Soler ha dado estas explicaciones a preguntas de los portavoces del PP y Ciudadanos en la comisión de Educación del Congreso de los Diputados.

El secretario autonómico también se ha manifestado partidario de eliminar la repetición de curso, limitándola a casos muy concretos, como aquellos alumnos que no pueden asistir a clase. Se trata de un tema que "poca gente se atreve" a plantear, pero en España "algo estamos haciendo mal" con la repetición de curso, un tema sobre el que somos "líderes" a escala internacional, ha señalado.

El dirigente socialista ha recordado que el índice de repetidores en Finlandia y Reino Unido es del 2%, en Islandia no alcanza el 1% y en España se dispara, en cambio, al 35%. Diversos estudios reflejan, además, que los repetidores implican un "inmenso" gasto para el sistema educativo. Y el hecho de obligarles a repetir el curso no implica que sus resultados continúen siendo "pobres".

Soler ha abogado por potenciar la educación progresiva y voluntaria de cero a tres años, sobre todo desde los dos años, como está haciendo la Generalitat a través de las aulas en colegios públicos para niños de esta edad. Crear después una formación general y común de tres a 15 años, momento en el que los menores recibirían asesoramiento para elegir su rumbo educativo. La obligación seguiría siendo obligatoria hasta los 16 años, mientras que el bachillerato duraría tres.

Más información