Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Complutense teje su red social

La universidad presenta un programa con el que aspira a estrechar lazos con sus antiguos alumnos

Desde la izquierda, Antonio Garrigues Walker, Federico Mayor Zaragoza e  Inma Aguilar,  ayer en el Museo del Traje.
Desde la izquierda, Antonio Garrigues Walker, Federico Mayor Zaragoza e Inma Aguilar, ayer en el Museo del Traje.

La Universidad Complutense (UCM) se ha propuesto “recuperar el vínculo con los estudiantes que están y que ya han pasado por aquí porque nos sentimos orgullosos”, en palabras de su rector, Carlos Andradas. Por eso en el Museo del Traje, en plena Ciudad Universitaria, se presentó ayer su comunidad Alumni, con el que se pretende crear una red de asesoramiento y bolsa de empleo, además de fomentar el voluntariado y la acción social.

 En el acto se celebraron varias mesas redondas en las que participaron ilustres antiguos alumnos. Como el bioquímico Mariano Barbacid, que recordó con “envidia” como vio en Princeton a los alumnos lucir con orgullo el símbolo de su universidad en las gorras y las sudaderas. Los clubs de antiguos alumnos tienen un gran potencial en Estados Unidos, donde los egresados mantienen una relación con la institución académica viva y activa durante para siempre.

“Alumni es la forma de articular el cariño que la Complutense le quiere dar a sus alumnos y el que, además, se quiere que se den entre ellos. Este programa es un club inclusivo y extraordinario”, resumió el proyecto Borja Manero, profesor de inteligencia artificial de la UCM.

El jurista Antonio Garrigues aseguró que un buen alumno no tiene que ser serio: “La gente aburrida no tiene futuro, hay que ser empático y divertido, una persona que sepa lo que es el mundo”. Federico Mayor Zaragoza, exdirector de la UNESCO, pidió en tono divertido que “se enseñe a los estudiantes a mirar. Estamos todos distraídos, solo preocupados por el fútbol y Cristiano Ronaldo”.

La Complutense no es pionera en Alumni en España. Otras universidades, en especial las privadas, tratan de aprovechar el capital humano de sus graduados, que a su vez encuentran beneficios de esta alianza. Como un primer acercamiento, la UCM va a poner al alcance de los graduados sus bibliotecas o instalaciones deportivas.

Álvaro Zancajo, director del Canal 24 horas, recordó como Alfredo Pérez  Rubalcaba, entonces ministro de Interior y ayer un profesor de la Complutense presente en la sala, “me dio una exclusiva siendo yo becario y tuvo mucho éxito en la redacción”. Mientras María Benjumea, fundadora de Spain Startup, manifestó su alegría de haber comprobado en una conferencia que hay cada vez más jóvenes emprendedores.

En el acto se proyectó un vídeo en el que aparecen exestudiantes como el Nobel Mario Vargas Llosa, que considera este campus su “alma máter” tras cursar allí dos años y presentar más tarde la tesis; el presidente de PRISA, Juan Luis Cebrián, que vivió a principios de los 60 “una universidad muy distinta de la de ahora, donde empezaban a anidar conflictos políticos”; el líder de Podemos y exprofesor, Pablo Iglesias, que se declara “un hijo de esta universidad” al que le “encantaría” volver a dar clase, o la presidenta regional, Cristina Cifuentes, funcionaria de la UCM, que regresará “algún día porque es mi trabajo”.

Llegó luego el turno de los alumnos actuales, que reclamaron a aquellos que han triunfado en sus carreras profesionales, “que les enseñen a caminar con paso firme hacia su futuro”, como expresó el estudiante Carlos Moreno entre aplausos.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información