Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ortega pide que la inhabiliten ya para optar a la alcaldía de Barcelona

La exvicepresidenta reclama que se ejecute la pena por desobediencia para poder presentarse a las municipales en 2019

La exvicepresidenta de la Generalitat, Joana Ortega, quiere que el reloj de su inhabilitación empiece ya a correr. Su abogado ha solicitado al Tribunal Superior de Justicia (TSJC) que ejecute de inmediato la sentencia que la condenó a menos de dos años de inhabilitación por organizar la consulta independentista del 9 de noviembre de 2014. La sentencia impide a Ortega presentarse a cargos públicos. Al avanzar el cumplimiento de la pena —antes incluso de que el Tribunal Supremo se pronuncie de forma definitiva— Ortega podría optar a presentarse como candidata a la alcaldía de Barcelona en las elecciones municipales de 2019.

El pasado marzo, Ortega fue condenada como “cooperadora necesaria” junto a la exconsejera Irene Rigau y al expresidente de la Generalitat Artur Mas por un delito de desobediencia. Además del pago de una multa, el tribunal le impuso una pena de inhabilitación de un año y nueve meses que le impide “ejercer cargos públicos electivos de ámbito local, autonómico o estatal”.

Doble condena

La sentencia, sin embargo, no es firme. Igual que Mas y Rigau, Ortega la recurrió ante el Supremo. Sin perjuicio de lo que decida el tribunal, la defensa de Ortega ha pedido ahora que la pena de inhabilitación se ejecute de forma provisional. Según la defensa, concurren “diversas circunstancias” que apoyan esa petición. Por ejemplo, que la ley electoral impide a los condenados por delitos contra la administración pública (como la desobediencia) presentarse a elecciones aun cuando la sentencia no sea firme. En ese contexto, “la sentencia ya se estaría ejecutando” ahora, lamenta el escrito. En caso de que el Supremo confirme la condena, sigue el razonamiento, la “condena real” sería superior al año y los nueve meses fijados por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña.

Diversas fuentes señalan que la petición al tribunal estaría motivada por la intención de Ortega de presentarse, como candidata del PDeCAT, a la alcaldía de Barcelona en las próximas elecciones municipales, que se celebrarán en la primavera de 2019.