Ninguna iniciativa ciudadana registrada en los últimos 20 meses moviliza al 1% del censo

Para que una propuesta llegue a ser votada debe obtener al menos 27.000 apoyos; es decir, el 1% del censo

Ninguna propuesta ciudadana registrada desde octubre de 2015 en el portal municipal Decide Madrid ha superado el umbral necesario para ser sometida a consulta. Para que una iniciativa llegue a ser votada debe obtener al menos 27.000 apoyos; es decir, el 1% del censo. Las únicas que lo han logrado son dos que fueron depositadas en septiembre de 2015. Las iniciativas tienen un año de plazo desde su registro para superar el quórum, pero actualmente el Consistorio ya ha desestimado 11.172 peticiones. Esto significa que solo el 0,02% baten la barrera del 1% del censo.

Pablo Soto (izquierda), durante el recuento de la votación ciudadana sobre la plaza de España.
Pablo Soto (izquierda), durante el recuento de la votación ciudadana sobre la plaza de España.Marta Jara

El umbral fijado inicialmente por el ejecutivo de Ahora Madrid, liderado por la alcaldesa, Manuela Carmena, obligaba a las propuestas ciudadanas de Decide Madrid a alcanzar al menos el 2% del censo para ser votadas. Después, esa cota se rebajó al 1%. Las dos iniciativas que superaron esa barrera fueron una sobre la creación de un billete único de transporte público (asunto que no es de competencia municipal) y otra para avanzar hacia un modelo de ciudad “100% sostenible” (un proyecto para mejorar la ciudad con muy poca concreción).

A fecha de hoy, la propuesta ciudadana más apoyada pide sancionar las personas que no recogen las heces de sus mascotas, pero no alcanza los 6.000 apoyos. La segunda, con menos de 5.000 firmas, propone la “sustitución total del alumbrado público por luces led”. La tercera exhorta a replantar árboles talados. Las tres fueron depositadas casualmente el mismo día (18 de enero de 2017), pero es difícil que lleguen a una consulta ciudadana.

Más información

¿Este sistema de participación está tardando más de lo esperado en despegar? Según Pablo Soto, concejal de Transparencia y Participación del gobierno de Carmena, no se puede llegar a esa conclusión. Son 315.000 los madrileños inscritos en Decide Madrid y los sondeos municipales destacan el apoyo de los encuestados a la política de participación municipal. En términos generales, agrega el edil, “que en el primer año y medio se hayan llegado a votar dos propuestas está en el entorno de lo esperable”. El mecanismo es nuevo y “hay que tener paciencia”, asume.

Para sortear la barrera del 1%, el ejecutivo llegó a contemplar la posibilidad de elevar cada año a sufragio las tres ideas más apoyadas de Decide Madrid. “El PSOE y el PP votaron en contra, mientras que Ciudadanos nos apoyó”, dice Soto. “Es un cambio importante. Si lo hacemos bien, estamos cediendo decisiones a la gente”.

Algunos problemas, sin embargo, sí han sido detectados por los cuatro expertos informáticos (asesores nombrados a dedo, con un sueldo de más de 50.000 euros) que gestionan Decide Madrid. Muchas peticiones se repiten y otras no atañen a materias de competencia municipal.

Para corregir esos problemas, los encargados del portal incluyeron recomendaciones sobre la competencia municipal y la existencia de propuestas parecidas. No obstante, sus efectos son discutibles, puesto que la cuarta idea más votada en este momento propone lo mismo de la primera: “Multas a los que no recogen las caquitas de sus perritos”. Ante esa situación, Soto recuerda que el Ayuntamiento no debe influir en el proceso de petición ciudadana: “Es importante que el gobierno no quite una propuesta alegando que hay otra similar, porque esos pequeños matices son los que pueden activar la potencia de una iniciativa”.

El coste de Decide Madrid no es cuantificable en términos netos, dice Soto. Según sus estimaciones, la plataforma representa un porcentaje insignificante del dinero del área de Participación (en total, 40 millones) y el gasto solo recaería en el sueldo de los informáticos que lo controlan; es decir, alrededor de 200.000 euros al año. Aun así, el Ayuntamiento piensa “ampliar las capacidades del equipo”.

En febrero de este año, el Ayuntamiento organizó la primera consulta ciudadana en la que se aprobaron las dos únicas iniciativas que han superado el umbral del 1%. En esa consulta votaron más de 200.000 personas y el gasto fue de un millón de euros.

Las propuestas caen un 55% en un año

El portal Decide Madrid nació el 15 de septiembre de 2015 como instrumento de promoción de la democracia directa, uno de los pilares ideológicos de la coalición de Ahora Madrid. La participación ha ido, no obstante, decayendo a lo largo del tiempo.

Una comparativa de las propuestas registradas entre septiembre de 2015 y mayo de 2016 y el mismo periodo de ese año y el actual (la única de momento posible) revela que las iniciativas registradas se han desplomado en un 55%, de 11.172 peticiones a 4.910.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50