Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bartomeu declara el 9 de junio por la estafa con los nichos del Barça

El juez mantiene imputados al presidente, al exdirectivo Antoni Freixa y al club

El cementerio de Les Corts y, al fondo, el Camp Nou.
El cementerio de Les Corts y, al fondo, el Camp Nou.

El negocio fallido de los nichos en los campos de fútbol le ha estallado al FC Barcelona. El juez que investiga una presunta estafa en torno a los columbarios ha citado a declarar como investigado, para el próximo 9 de junio, al presidente del club, Josep Maria Bartomeu, y al exdirectivo Antoni Freixa, que propuso el negocio al Barça. Ambos están imputados -lo mismo que el club, como persona jurídica- desde hace dos meses, tal como avanzó EL PAÍS. La novedad es que se ha modificado la fecha de las declaraciones: Bartomeu y Freixa comparecerán ante el juez el próximo 9 de junio.

En 2011, Freixa trasladó al Barça la idea de un empresario amigo suyo, Santiago Bach, de construir un Espacio Memorial en el Camp Nou, al estilo de los que Bach ya había proyectado en otros estadios de fútbol de Primera División (Betis, Espanyol, Atlético de Madrid). La iniciativa preveía generar 90 millones de euros de negocio (a traves de los socios y aficionados que pagaran para que sus restos descansaran en el campo) y unos réditos de unos seis millones de euros para el Barça, que la aprobó. El proyecto, sin embargo, se fue postergando.

Como el proyecto no salía adelante y no recuperaban su dinero, los inversores se sintieron estafados y se querellaron contra Bach. La investigación ha sacado a la luz numerosas irregularidades. Por ejemplo, que Freixa cobró unos 200.000 euros de la emprsa de Bach (Giem Sports) durante el tiempo en el que el memorial estuvo sobre la mesa. Freixa sostiene que se trata de honorarios por su labor como abogado, pero la exdirectora financiera de Giem le desmintió al declarar, como testigo, que esos pagos eran en realidad "comisiones por haber dado el contrato al Barça".

Los socios de Bach presentaron una segunda querella que apuntaba al Barça por haber participado en la estafa. Las dos causas están ahora en manos del mismo juez: el titular del juzgado de instrucción número 7 de Barcelona. La documentación aportada al juez revela que, en 2013, el club pidió la licencia al Ayuntamiento de Barcelona y éste informó de forma negativa por "incompatibilidad del uso del espacio memorial con los usos permitidos en el ámbito del Camp Nou". Esa circunstancia fue "ocultada" y Bach siguió captando fondos.

El club recibió un millón de euros como anticipo por el contrato. Fuentes del entorno del Barça aseguran que el club se siente más perjudicado que otra cosa y que está dispuesto a devolver el millón cuando el club lo ordene.