Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

SónarPlanta apuesta por la interactividad con Daito Manabe

El público del festival podrá modificar la instalación del japonés

'Phosphere', una instalación de Daito Manabe para SónarPLANTA.
'Phosphere', una instalación de Daito Manabe para SónarPLANTA.

Este año al final del túnel que conduce al monumental escenario de SónarPlanta, el público encontrará algo más de la experiencia contemplativa de las tres primeras ediciones. Gracias a unas bolas interactivas, podrán intervenir y modificar los haces de luces y los sonidos que conforman Phosphere, el entorno inmersivo que el japonés Daito Manabe, toda una celebridad en el campo del arte digital, ha concebido para la sección más artística del festival Sónar, que se celebra del 14 al 17 de junio. Manabe, que trabaja la relación entre cuerpo y tecnología a través de diferentes campos de la ciencia, las artes y el diseño, se dio a conocer internacionalmente por sus creaciones músico-biónicas y su sincronizador de expresiones faciales. En los últimos años con su equipo Rhizomatiks, ha centrado su investigación en las potencialidades de la interacción entre el ser humano y la tecnología, creando coreografías aumentadas con compañías de danza y performers. Entre sus mayores éxitos destaca 24 drones de 2016, una poética danza de cinco bailarinas y 24 drones, que evocan otras tantas linternas japonesas.

En este caso los bailarines serán sustituidos por el público y sus movimientos, mapeados a través de los escáneres infrarrojos de las bolas interactivas, en relación con un complejo sistema informático, evocarán visualmente los procesos de cristalización y las propiedades reflectantes de determinados minerales en un guiño al mundo geológico en que se enmarca el proyecto Planta de la Fundación Sorigué, que financia la producción.

A diferencia de los sistemas de realidad virtual que requieren gafas u otros dispositivos, en este caso gracias a 24 proyectores de gran tamaño el artista consigue combinar en el mismo plano el espacio físico de la sala con un espacio digital generado en tiempo real. “A través de estos proyectores, espejos, máquinas de humo y sofisticados algoritmos de cálculo óptico, ambas dimensiones se sincronizan generando una experiencia visual inédita a partir de la geometría en movimiento de todos los elementos”, ha explicado José Luis de Vicente, comisario de Sónar +D, en la presentación de la participación en el festival de Manabe que además dará una conferencia y, en su vertiente de DJ, un concierto.

Según el artista japonés, especialmente interesado en potenciar las propiedades naturales a través de la tecnología, Phosphere proporciona una experiencia imposible de explicar. “Los participantes saldrán con los sentidos reseteados”, ha asegurado Manabe.