Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Puigdemont fía la “legitimidad” del referéndum a una alta participación

El presidente de la Generalitat reitera ante una docena de periodistas extranjeros que convocará la consulta

Sant Jordi
Puigdemont en la misa oficiada en la capilla de la Generalitat con motivo de la Diada de Sant Jordi.

El Gobierno catalán está seguro de que el gran éxito del referéndum no será la victoria del sí o del no. Que bastará con una legitimación de la consulta, que llegará de la mano de una alta participación. Así lo ha destacado hoy Carles Puigdemont ante un grupo de entre diez y quince periodistas de medios extranjeros, en el marco de una rueda de prensa que el presidente de la Generalitat cada Diada de Sant Jordi y del Onze de Setembre. En ella, ha señalado que será una alta participación, superior a los dos millones que participaron en el 9-N, la que dará validez a la convocatoria, según han explicado dos asistentes a la rueda de prensa.

Sustentan esa idea en el resultado de una pregunta incluida en el último barómetro de opinión del Centro de Estudios de Opinión de la Generalitat, en la que se pedía a los encuestados que respondieran si acudirían a votar a un referéndum tanto si fuera acordado como no acordado. Más de un 70% respondió que participaría.

Ni Puigdemont ni Raül Romeva, su consejero de Asuntos Internacionales, que también ha estado presente en el encuentro, han ofrecido detalles que permitan vislumbrar cómo se superarán la oposición al referéndum del Gobierno central y las previsibles prohibiciones del Tribunal Constitucional. Tampoco cómo se blindarán las condiciones que la Generalitat considera imprescindibles para dar validez a un referéndum que, hasta ahora, no tiene ninguna base legal. 

Puigdemont y Romeva, según han comentado asistentes a la reunión, han explicado que su decisión es la de aplicar el resultado obtenido en el referéndum siempre que éste se pueda desarrollar con las condiciones que se han impuesto, sin aclarar si eso será posible con el veto del Estado.

Periodistas británicos han cuestionado el hecho de que la Generalitat restrinja el derecho a voto a solo los catalanes, evitando que puedan votar los inmigrantes, como sí se permitió en el referéndum escocés. Ante esas preguntas, el presidente catalán habría respondido que se mantendrán las condiciones de unas elecciones normales en España, donde solo pueden votar los mayores de 18 años y los nacidos en la comunidad.

Puigdemont ha eludido las preguntas sobre los posibles temores a inhabilitaciones como las sufridas por Artur Mas, Francesc Homs, Joana Ortega e Irene Rigau. En ese caso, Romeva ha considerado que las repercusiones de decisiones judiciales de ese tipo tendrían un efecto bumerán para el Gobierno central, ya que, en su opinión, cuestionaría el marco democrático español.

Tampoco ha obtenido respuesta otra pregunta clave: ¿Quién firmará el decreto de convocatoria del referéndum? De la misma forma, tanto Puigdemont como Romeva han echado balones fuera respecto a la posibilidad de que Cataluña se quede fuera de la Unión Europea si declara su independencia.

Más información