Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pedro Sánchez: “Cataluña es una nación”

El candidato exhibe en Barcelona una gran sintonía con el PSC en su primer acto en Cataluña

El líder de los socialistas catalanes, Miquel Iceta (izquierda) charla con Pedro Sánchez.

El precandidato a la secretaría general del PSOE Pedro Sánchez se ha dado este sábado un baño de masas en Barcelona ante más de 2.500 personas en su primer acto de primarias y verbalizó una enorme sintonía con el PSC. “Para mí España es una nación de naciones y Cataluña es una nación”, proclamó el aspirante a liderar el socialismo español, quien aseguró que se sentía "muy identificado" con la propuesta federalista del PSC que lidera Miquel Iceta, presente en el acto.

Pedro Sánchez justificó su afirmación de que “España es una nación de naciones” porque así lo sentía también Gregorio Peces Barba, uno de los padres de la Constitución. Por eso, el candidato a las primarias del abogó porque el reconocimiento de Cataluña como nación, algo que siempre ha reclamado el PSC y que no plantea ninguno de los otros dos aspirantes. Patxi López sí defiende y así lo volvió a reclamar ayer en Lleida, el reconocimiento de Cataluña como “nación cultural”, aunque matizó que “este no es el debate de verdad”.

La presidenta andaluza, Susana Díaz, evitó ayer las referencias al debate territorial y se centró en remarcar que “nadie” sobra en el PSOE. En los mítines celebrados en Elche y Albacete, Díaz aseguró que no quiere ser “la secretaria general de los que ganen” sino de “todos los socialistas”, porque en el PSOE que quiere construir “no sobra nadie”. Por eso reclamó de manera insistente a que el PSOE se mantenga unido al tiempo y advirtió que “no va a permitir” que los votos socialistas sirvan para entregar el partido “a nadie”.

El compromiso de Sánchez con la plurinacionalidad de España pasa también por la aprobación de una ley de lenguas y que el Senado traslade su sede a Barcelona, como propone el PSC, partido para el que solo tuvo elogios. “Siempre ha sido una organización leal con Cataluña, con España y con el PSOE”, dijo Sánchez, que no se privó tampoco de agradecer el no a la investidura de Mariano Rajoy de los siete diputados catalanes en el Congreso, un hecho que abrió la mayor crisis entre ambos partidos desde la democracia.

“El no es no es la conclusión de un proyecto que dice no a la corrupción del PP”, aseguró Sánchez, qué negó las acusaciones de estarse radicalizando. “Me acusan de podemizarme e irme a la izquierda, pero yo puse unas condiciones a Pablo Iglesias para ser presidente del Gobierno y no las aceptó, mientras que otros le dieron gratis la abstención a Rajoy”, dijo. Su deseo, añadió es que “el PSOE vuelva a ser un partido de izquierdas”.

El acto se ha celebró en la antigua fábrica Fabra i Coats de Barcelona y no faltó ningún miembro de la dirección del PSC. Su presencia no implica, sin embargo, que apoyen a Sánchez en las primarias, pues Iceta, por ejemplo, presentará el próximo miércoles a la presidenta andaluza Susana Díaz en una conferencia que ofrecerá en Barcelona y también ha acompañado a Patxi López en otros actos.

Ninguno de los dirigentes del PSC, excepto Núria Parlon, alcaldesa de Santa Coloma de Gramenet, tomó la palabra, y lo hizo para arremeter contra Susana Díaz. “Es hora de que los tocados por los dioses dejen paso al pueblo”, aseguró. Esas palabras fueron rebatidas por la plataforma de militantes del PSC de apoyo a Susana Díaz, que reclamó a los cuadros del partido “respeto” hacia la presidenta.

También intervino Jordi Hereu, exalcalde de Barcelona, quien vaticinó dirigiéndose a Sánchez: “tú no fallaste al PSC y el PSC no te fallará el próximo día 21”, cuando se celebrarán las primarias.

Sánchez insistió en que el dilema que se plantea al PSOE es ser “un partido del siglo XXI o del XX, un partido alternativa al PP en tierra de nadie”. En otro momento, hizo un guiño al movimiento del 15-M y recordó que muchas de aquellas reivindicaciones de “democracia real” aún están por cumplir. En su lista de compromisos, Sánchez clamó por el lema de “un militante, un cargo y un sueldo” y se preguntó si Susana Díaz podría seguir siendo presidenta de Andalucía y liderar PSOE.

 

 

 

 

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >