Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fomento vincula el futuro de la AP-4 al del resto de autopistas de peaje

La Junta andaluza rechaza la propuesta de condicionar la vía entre Sevilla y Cádiz a otras infraestructuras deficitarias

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, en las obras de la SE-40 de Sevilla.
El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, en las obras de la SE-40 de Sevilla.

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha vinculado este martes en Sevilla el futuro de los peajes y del sistema de carreteras de España al pacto de Estado que propuso en diciembre y que preveía tener firmado antes del próximo mes de julio. De la Serna ha garantizado que el peaje de la AP-4, entre Sevilla y Cádiz, cuya concesión acaba en 2019, no será prorrogado. No obstante ha vinculado el futuro de la carretera a la decisión que se adopte, "en el momento oportuno", para el conjunto de autopistas. La Junta rechaza esta propuesta.

"Rechazamos tajantemente la posibilidad de que se determine o se vincule la liberación del peaje en esta vía de comunicación fundamental con la gestión de otras autopistas que son claramente deficitarias, una situación totalmente contraria a los resultados de la explotación de esta infraestructura que no puede ser moneda de cambio ni fuente de ingreso para mitigar pérdidas en otras autopistas", ha replicado el consejero andaluz de Fomento, Felipe López, quien ha afirmado que el Gobierno andaluz no prevé otro escenario que la libre circulación.

La visita del ministro de Fomento a Sevilla este martes no ha aportado nada nuevo. La circunvalación de Sevilla SE-40 sigue los ritmos previstos en los únicos tres tramos en obras. El resto, hasta 11 tramos, sigue pendiente. El fundamental, los túneles bajo el Guadalquivir a la altura de Coria del Río, está condicionado a un informe que se acabará en mayo. Sin esa infraestructura, la circunvalación no lo será nunca, ya que es necesario salvar el río para completar el anillo.

De la conexión ferroviaria con Algeciras, De la Serna ha sostenido que es una prioridad para el Gobierno, aunque en los presupuestos solo se prevea una insuficiente partida de 20 millones para la conexión entre uno de los principales puertos de Europa y Bobadilla. Esta obra supera los 1.200 millones de euros.

Sobre la línea de AVE a Almería, el ministro confirmó el retraso pronosticado recientemente: no estará lista hasta 2023.