Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Semana Santa

El alcalde de Sevilla y las cofradías plantean limitar el alcohol en la Madrugá

Los responsables de la Semana Santa proponen más controles para evitar incidentes

Un grupo de nazarenos, tras una de las avalanchas de la Madrugá. EFE / ATLAS

El alcalde de Sevilla, el socialista Juan Espadas, y el presidente del Consejo General de Hermandades y Cofradías de la ciudad de Sevilla, Joaquín Sainz de la Maza y Conesa, han planteado la limitación del consumo de alcohol durante la Madrugá y en determinados espacios para evitar avalanchas e incidentes como los de la pasada Semana Santa, que se saldaron con 17 hospitalizados y ocho detenidos por desórdenes.

Sainz de la Maza ha defendido que en espectáculos como los partidos de fútbol, en determinados recintos y a partir de determinada hora, se implanta la ley seca para evitar incidentes donde existe una elevada concentración de público. También ha propuesto la elaboración de un "catálogo de seguiridad" que incluya pautas de comportamiento en determinados espacios y cómo actuar ante provocaciones y falsas alertas.

En el mismo sentido se ha pronunciado Espadas, quien ha defendido que es "absolutamente incompatible el consumo de alcohol a determinados niveles y con determinadas concentraciones de personas". "En una zona de muchas miles de personas, admitamos de manera general que el consumo indiscriminado de alcohol, las sillitas, las mesas y otro tipo de obstáculos no son asumibles. Hay cosas que reducir y controlar para ganar en seguridad y tranquilidad", ha afirmado el alcalde antes de la reunión para analizar medidas contra los incidentes en la madrugá.

Entre las acciones propuestas por el Ayuntamiento se encuentran la mejora de las medidas contra la masificación, como el control de aforos de determinados espacios, y otras relacionadas con la implantación de videovigilancia y más controles en zonas conflictivas del casco histórico.

En relación con los detenidos, de los ocho implicados, tres permanecen en prisión por delitos de vandalismo, desórdenes y contra los sentimientos religiosos. Otros cuatro están en libertad con los mismo cargos y orden de comparecencia periódica en los juzgados. Uno de los acusados, de origen senegalés, ha admitido finalmente una multa de 480 euros por gritar "Alá es grande" en una zona de alta concentración y donde se produjo otra avalancha.

La Policía está investigando una veintena de incidentes registrados en 14 lugares distintos del casco histórico de Sevilla durante la Madrugá. Según los agentes, la hipótesis inicial es que no fueron concertados ni están vinculados a ideología, política o terrorismo, informó el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz.

Reunión para anticipar problemas

EFE

El dispositivo de seguridad de la Madrugá del 2018 estará diseñado y decidido antes el próximo verano, como principal decisión para evitar sucesos como los ocurridos este año en las calles de Sevilla.

Así lo ha explicado a los periodistas el alcalde de la capital hispalense, Juan Espadas, tras reunirse por espacio de casi tres horas con los hermanos mayores de todas las hermandades que procesionan en Sevilla entre la noche del Jueves Santo y el mediodía del Viernes.

El regidor, que no ha especificado medidas concretas, sí ha destacado que serán decisiones "contundentes" la que se tomen para el año que viene.