Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El cardiólogo de Chacón: “Siempre convivió con la posibilidad de una muerte súbita”

La exministra de Defensa padecía una cardiopatía congénita

Cardiopatia congenita
El doctor Petit Guinovart

La exministra de Defensa, Carme Chacón, nació con una enfermedad cardíaca poco común. Ella lo definió como "el corazón al revés". Su médico, el cardiólogo Marius Petit Guinovart, lo llama "discordancia auriculo-ventricular". "Las aurículas no estaban conectadas con los ventrículos adecuados y los ventrículos estaban conectados a arterias equívocas", explica Petit, cardiólogo de cabecerea de la política socialista desde los tres años. Según la Sociedad Española de Cardiología Pediátrica y Cardiopatías Congénicas, en España nacen unos 4.000 niños al año con una enfermedad cardíaca.

En su caso, Chacón tenía problemas eléctricos asociados. Es decir, dificultades en la conducción nerviosa que complicaban la contracción muscular. De hecho, ella misma reveló en una entrevista en 2015 que tenía 35 pulsaciones por minuto —la frecuencia cardíaca normal es entre 50 y 100—. "Estos corazones pueden tener asociadas distintas anomalías y, según el grado de anomalía, puede que un bebé se muera o que una persona se encuentre con la cardiopatía a los 80 años", señala Petit.

El fallecimiento repentino, asegura su médico de toda la vida, "se encaja mal", pero era "una posibilidad que podía ocurrir". "La posibilidad de muerte súbita estaba ahí desde siempre, convivió con ella desde hace 46 años", reconoce el facultativo. No había tratamiento ni opción quirúrgica para su caso. "En algunos casos se hacen intervenciones quirúrgicas para arreglar problemas accesorios pero la cardiopatía está ahí", apunta el facultativo, que ejerce como cardiólogo en el hospital El Pilar del grupo Quirónsalud. 

Su cardiólogo siempre le recomendó no hacer deporte y tampoco tener hijos. "Pero cuando era adolescente resultó que era buena jugadora de baloncesto y ella misma decidió tener un hijo pese a los riesgos que se le explicaron", relata el facultativo. El médico reconoce que "cada caso es singular" pero, por regla general, la recomendación en estos pacientes es "reducir" actividades que requieran un sobreesfuerzo del corazón. "El corazón no tiene la capacidad funcional adecuada para someterse a estos esfuerzos", resume el facultativo.

Petit recuerda que la última vez que se vieron, el pasado junio, Chacón volvió a consultarle sobre la posibilidad de un segundo embarazo. "Le dijimos que acortaba su capital de salud pero la decisión era suya", relata el médico.

Más información