Dos cargos de Educación salen escoltados del instituto Pérez Galdós entre gritos de “ladrones”

Los representantes de la consejería se han reunido con los padres del centro, que están encerrados desde la mañana

La viceconsejera, Cristina Álvarez, y el director de Educación, Juan José Nieto, escoltados por la policía a la salida del instituto Pérez Galdós.JAIME VILLANUEVA / ANTONIA LABORDE

La viceconsejera y el director general de Educación Primaria y Secundaria, Cristina Álvarez y Juan José Nieto, han tenido que salir escoltados por la policía esta tarde del instituto Pérez Galdós, en Fuencarral-El Pardo, entre gritos de "fuera, fuera" y "ladrones". Los mandos de la Consejería de Educación se han reunido, sin éxito, con los padres, que se han encerrado junto con los alumnos desde las diez de la mañana de hoy. Quieren evitar que se cierre el centro al final del curso escolar y se transforme en una escuela oficial de idiomas.

Un centenar de padres y alumnos de este centro de educación secundaria se han encerrado desde primera hora en el centro, cuyos exteriores están llenos de pancartas en contra del cierre. Entre los encerrados también ha estado el concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, Ignacio Benito, que ha criticado la gestión educativa que está realizando la Comunidad de Madrid.

Los dos cargos de Educación no son los únicos que han salido escoltados por la Policía Nacional. La directora del centro ha abandonado el instituto acompañada de agentes que la han trasladado hasta un coche policial en el que la han trasladado fuera de la zona.

Los padres iniciaron las movilizaciones hace unos días al enterarse de que sus hijos habían elegido centros educativos de la zona ante el inminente cierre del centro. Los padres fueron citados el pasado 24 de febrero para notificarles verbalmente el cierre del instituto. Entonces, se les pasó una nota para que eligieran tres centros para el próximo curso escolar. Según los afectados, durante los días siguientes se insistió al alumnado por parte de la dirección del instituto para que rellenaran y firmaran esta hoja. Insisten en que hubo amenazas del tipo "Te vas a quedar sin instituto para el año que viene". 

Los alumnos recibieron la carta en la que se les asignaba el nuevo centro a finales de marzo. Fueron los propios estudiante, en su mayoría menores de edad, los que firmaron el recibí. La directora del área territorial de Madrid capital, Belén Aldea, firmante de estas cartas, presentó su dimisión el pasado martes día 4 de abril.

Los padres y alumnos han decidido encerrarse ante la negativa de la Consejería de Educación de cambiar su planes para el instituto. Eso ha motivado la reunión con Álvarez y Nieto, en la que solo ha estado presente un representante de la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) del centro. Este ha contado con presencia policial, ante el riesgo de que se produjeran altercados. En la reunión, los representantes de la consejería han dejado claro que no piensan cambiar de opinión y el instituto se convertirá en una escuela de idiomas.

"La totalidad de los alumnos ya están en los centros que han pedido sus familias y ellos. Solo hemos recibido 24 solicitudes para el próximo curso, por lo que no tiene sentido que permanezca abierto como tal el centro", ha explicado en declaraciones a EL PAÍS la viceconsejera. Esta ha asegurado que el cierre del instituto supondrá que los alumnos tendrán mejores opciones -itinerarios educativos- en los centros elegidos.

El enfado ha sido monumental por parte de los encerrados y de una treintena de personas que estaban en la puerta del instituto, situado en el número 92 de la calle de Fermín Caballero. Dentro del centro, los agentes han hecho un pasillo a los dos representantes de la consejería, que lo han abandonado entre gritos, abucheos e insultos. Afuera, los agentes les han tenido que escoltar durante varios minutos, ya que algunos padres no paraban de llamarles "sinvergüenzas" y decirles que dieran una solución a su problema. 

El miembro de la AMPA que ha estado en la reunión, Ángel Martín, calificó la reunión como "desesperanzadora". Este mantiene que, en contra de la versión de la Consejería de Educación, el alumnado se mantiene estable y tan solo seis alumnos han causado baja en los últimos cinco años. Mañana viernes tienen previsto entregar al consejero de Educación, Rafael van Grieken, 10.700 firmas recogidas en el barrio en contra del cierre.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50