Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez autoriza a la policía a recuperar el ‘goya’ y el ‘greco’ de Muñoz Ramonet

El Ayuntamiento de Barcelona está a la espera de que se fije el día de la entrega

Las obras de El Greco y de Goya que reclama el Ayuntamiento de Barcelona a las hijas y nietos de Muñoz Ramonet.
Las obras de El Greco y de Goya que reclama el Ayuntamiento de Barcelona a las hijas y nietos de Muñoz Ramonet.

El pasado 24 de noviembre estaba todo preparado en el Ayuntamiento de Barcelona para recoger La Anunciación de El Greco y La Virgen del Pilar de Goya, dos de las obras más destacadas del legado de Julio Muñoz Ramonet que desde hace dos décadas la ciudad reclama después de que el industrial así lo dispusiera en su testamento. Pero los funcionarios judiciales volvieron con las manos vacías tras no poder acceder a la vivienda de Manuel Castelo, hijo de Isabel Muñoz y nieto del industrial, ya que no les abrió la puerta pese a que tenía orden de hacerlo. El fracaso hizo que el Museo Nacional de Arte de Cataluña desactivara el protocolo para depositar estas importantes obras, valoradas en más de siete millones de euros, en sus de reserva.

Tras el fracaso de la expedición a Madrid, los concejales municipales Jaume Asens y Jaume Collboni aseguraron que "la ciudad irá hasta el final en la reclamación de las obras" y pidieron la actuación de la policía para poder solucionar el asunto, una petición que parece que ha prosperado: El juzgado de Instrucción 91 de Madrid ha aceptado el exhorto que pide que el funcionario del juzgado actúe acompañado de la policía judicial y que permita, en caso de necesidad, forzar la puerta de la vivienda y hacerse con las dos obras reclamadas.

Eudald Vendrell, abogado de la Fundación Julio Muñoz Ramonet, asegura que están a la espera que el juzgado les notifique el día y la hora para volver a enviar un furgón apto para el traslado de obras de arte para poder traerlas, de regreso, a Barcelona. Sin embargo, el abogado, asegura que la orden no se fijará de forma inmediata y cree que “no será antes de Semana Santa, quizá a finales del mes de abril”.

Como todo lo relacionado con este largo conflicto, en los juzgados se acumulan las demandas y reclamaciones entre la familia y la fundación municipal. La última, se dirime en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña donde se ha de decidir si la demanda presentada y admitida en febrero por los herederos de Muñoz Ramonet, sus cuatro hijas y sus nietos, en contra de la fundación municipal prospera o no. Los Muñoz reclaman que el organismo creado en 1995 y contra el que han pleiteado desde entonces se disuelva alegando que solo el albacea testamentario, el notario suizo Romano Kunz, podía hacerlo. En consecuencia, piden que todo el legado, el palacete de la calle Muntaner y la importante colección de obras de arte con cientos de primeras figuras de la pintura, pase a formar parte de otra fundación gestionada por la familia y que cuente con participación del Ayuntamiento, aunque de forma minoritaria. “Se ha admitido la oposición presentada por el Ayuntamiento y se está a la espera de que se fije la fecha para la votación y el fallo”, explica Vendrell.

Tanto la oposición a la entrega de las obras como la demanda contra la Fundación Julio Muñoz son, según el Ayuntamiento, medidas dilatorias para no entregar las obras. Desde el comienzo del litigio han sido tres las importantes sentencias que siempre han dado la razón. La última de 2012 del Tribunal Supremo que permitió la ejecución de la sentencia del juzgado barcelonés que dijo que las obras y el palacete eran de la ciudad de Barcelona.