Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jack Kerouac sigue vivo en la librería On the road

El pequeño establecimiento apuesta por la tradición librera

Entrada de la librería On the road
Entrada de la librería On the road

Barcelona cuenta con alrededor de 122 librerías. On the Road es una de las más pequeñas, sin duda, pero está llena, rebosante, de encanto bohemio. Situada en el número 14 de la calle —casi callejón— de Verdaguer i Callis (anteriormente Pere Lastrortras), que arranca prácticamente frente al Palau de la Música, On the Road es un establecimiento de apenas 30 metros cuadrados y sin embargo atrae como un imán. Abierta a la calle y con su dueño dispuesto a atrapar al paseante, con una selección de libros anunciada como lo que no puedes dejar de leer y prácticamente al alcance de la mano, la librería es un verdadero canto de sirena para cualquier amante de la literatura. Ángel Tijerín es el librero de On the Road, cuyo nombre reivindica, claro, la novela de Jack Kerouac convertida en icono de la generación beat, y también alude a que la librería está ahí, en medio del camino.

"Desde pequeño me gustaba leer, me metía en la biblioteca y leía libros de historia, novela negra, Agatha Christie", explica Tijerín (Tàrrega, 1983). Con el perfil de lector, decidió hacer filología hispánica. Se trasladó a Barcelona y comenzó a trabajar como aprendiz de librero en la desaparecida Happy Books/La Formiga d'Or de Portal del Ángel. Estuvo cuatro años de empleado y cuatro años más de encargado.

Un año antes del cierre por la crisis, Ángel ya tenía claro que quería montar su propia librería. "Era un sueño, y una evolución personal, como cuando un camarero o un cocinero quiere abrir su propio restaurante. Llevaba diez años en una empresa, ya había aprendido lo suficiente". Esos diez años le permitieron conocer el negocio y a los proveedores de libros más importantes de España.

En el verano de 2015, comenzó a levantar el proyecto, que se iba a decantar por la generación beat para el nombre y como uno de los diez temas de la librería, que se encuentra junto al Antic Teatre. “Decidí hacer una librería especializada en buenos libros”, afirma". El 5 de octubre abrió su pequeño templo, que ofrece libros de historia, ciencias sociales, psicología, arte, diseño, cocina… Sabía qué títulos quería tener. "Un fondo muy amplio de casi 6.000 libros, donde todos están elegidos uno a uno y de una forma muy pensada. Eso significa que a la gente que entre y que estén interesados en un tema concreto yo les puedo dar consejo. Les ofrezco mi experiencia, algo que no ofrecen las librerías de gran superficie de Barcelona con concepto de supermercado".

Además de los títulos expuestos, Ángel ofrece a su público presentaciones de libros donde el autor habla con el lector, sesiones de lectura de poesía, o actuaciones musicales. "Son una serie de eventos más canallas y más abiertos que en otras librerías. No se trata de sentarse a escuchar, sino de vivir esos actos que tienen una forma más cañera”.

Sobre el sector, expresa su respeto por muchas librerías de la ciudad que han aguantado por su historia y por la clientela fiel, pero arremete contra “las multinacionales que se esconden detrás de las pequeñas librerías”. On the road, recalca, “es una verdadera pequeña librería, no una multinacional disfrazada de librería alternativa".

En el manifiesto de On the Road figuran una serie de simpáticas máximas que expresan la línea de la librería, como “Hay libros muy buenos que te harán pensar… vigila”, “No es obligatorio leer cada día también es importante el sexo, desconectar, el whisky... Hay que volver a la bohemia de café + tertulia + alcohol…”, “Déjate llevar, entra, mira, opina, critica, aquí el importante eres tú, con tu visita yo existo”, “Sumérgete en este territorio creativo y volvamos a tener una Barcelona canalla! ¡Culta! ¡Revolucionaria! (Kerouac me pone, Dalí también). ¡Gritemos poesía, provoquemos!”.

Más información