Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Valencia se prepara para mirar al mar

La Marina, uno de los espacios con más potencialidad, perfila su plan estratégico para 2022

El alcalde Joan Ribó, durante la presentación del proyecto de La Marina.
El alcalde Joan Ribó, durante la presentación del proyecto de La Marina.

La ciudad de Valencia tiene que mirar de frente al Mediterráneo y para ello debe concluir la reordenación de su frente marítimo, ha dicho hoy el alcalde Joan Ribó durante la presentación del que será el plan de estratégico de La Marina de Valencia, vigente hasta 2022. Este espacio, sobre el que el Consistorio ha depositado muchas expectativas, se renovó con motivo de la celebración de la Copa del América y, tras años de parálisis, busca su rentabilidad económica y social. 

Los responsables de La Marina han abierto un proceso participativo para perfilar la propuesta estratégica, que se apoya básicamente sobre el negocio naútico, el sector de las empresas tecnológicas, y la actividad turística y de ocio. Es un documento abierto a la participación. 

El gerente del Consorcio Valencia 2007, Vicent Llorens, ha señalado que las tres administraciones públicas que rigen la dársena deben ponerse de acuerdo para saldar la deuda de 440 millones de euros que arrastra La Maria de Valencia -heredada básicamente de las obras de adaptación a las regatas-. El Gobierno español nombró el pasado viernes a sus representantes en el Consorcio después de meses de vacío.

Llorens ha abierto el debate para que los terrenos cedidos por el Puerto para 30 años -hasta el 2039- se queden definitivamente en la ciudad y ha abogado por facilitar la presencia de empresas agilizando los procedimientos para obtener licencias de actividad, así como de ciudadanos, con prioridad a la circulación peatonal y sostenible, zonas verdes y de sombra y bancos.

El Consorcio quiere que los terrenos de La Marina sean declarados espacio de interés general para poder ofrecer las primeras licencias de actividad y dinamizarlo lo antes posible, con la llegada de nuevas inversiones.

El plan estratégico se centra en que la Marina sea el epicentro de la náutica tanto popular como industrial, además de un polo de desarrollo económico, con espacio de innovación y emprendimiento, creatividad, turismo y gastronomía y deporte y ocio.

El alcalde ha valorado que el plan estratégico está "pensado para hacer sostenible en poco tiempo, incluso económicamente, la Marina" que, a su juicio, "se convertirá en el buque insignia de toda la regeneración de la fachada marítima", junto a las actuaciones previstas en el barrio de Nazaret y la regeneración del Cabanyal y el PAI del Grao.

"Tenemos una fachada marítima planteada seriamente y València mirará al mar, que es el gran objetivo", ha afirmado Ribó, para quien el plan estratégico "dignifica la Marina" convertida en un espacio náutico y de empresas profesionales, con elementos innovadores.

Según Ribó, el frente marítimo "es la gran apuesta estratégica de la ciudad para los próximos años", de ahí que la Marina inicie "un nuevo rumbo con un barco sólido, con las velas desplegadas de la náutica, la implicación ciudadana, el espacio público, la innovación y la empresa".

Más información