_
_
_
_
_

Tensión en Junts pel Sí por la forma de afrontar el referéndum

Un consejero de Puigdemont pide respetar las formalidades tras el varapalo del Consejo de Garantías Estatutarias

El consejero de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat de Cataluña, Josep Rull. EFE
El consejero de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat de Cataluña, Josep Rull. EFEEFE

Josep Rull, consejero de Territorio de la Generalitat, pidió ayer tener en cuenta las formalidades a la hora de abordar la celebración del referéndum independentista en Cataluña con el objetivo de convencer al mayor número de personas. “Como mejor lo ejecutemos, más amplia será la base que nos dará apoyo. Las formas también son muy importantes”, dijo en TV3 aludiendo a que esas “formas” dan confianza y tranquilidad y pueden ayudar a ensanchar su base social. “El objetivo es hacer el referéndum y ganarlo”, afirmó.

Las declaraciones de Rull revelan la incomodidad de parte de Junts pel Sí por cómo encarar el desenlace del proceso. El grupo parlamentario ya intentó, de momento sin éxito, que la ley de transición jurídica —la de desconexión con el Estado— se tramitara por lectura única. El plan fue tachado de antidemocrático por la oposición. La tensión se disparó después de que el Consejo de Garantías Estatutarias, que supervisa la tarea legislativa de la Generalitat, concluyera que la disposición adicional 31 del proyecto de Presupuestos destinada a financiar el referéndum no se adecua a la Constitución ni al Estatuto.

Ignorar el marco legal

La CUP, socio de Junts pel Sí, no permitirá alterar o retirar la disposición porque ve obvio que para convocar un referéndum unilateral deberán ignorar el actual marco legal. Los dos grupos se reunirán para analizar el impacto del dictamen. El grupo mayoritario es partidario de acogerse a los artículos que habilitan al Gobierno a financiar procesos electorales y de participación ciudadana y que no fueron cuestionados por el dictamen. “No toca los recursos”, remachó Rull, que avanzó que el Ejecutivo será “extraordinariamente pragmático. Ni un paso atrás ni un paso en falso”.

El episodio pondrá a prueba la solidez de la relación entre Junts pel Sí y la CUP, que recordó que su apoyo a las cuentas está condicionado al referéndum. Bajo el pulso subyace hasta dónde está dispuesto Carles Puigdemont a desobedecer. Miquel Iceta (PSC) vaticinó que el informe de Garantías Estatutarias acabará desencadenando la convocatoria anticipada de elecciones. “Se han quedado sin programa. No cabe en el marco legal”, dijo. Xavier Domènech, de En Comú Podem, instó a la mayoría secesionista a tener cuidado en su estrategia porque “pueden acabar disparándose en el pie”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_