“No sirve un referéndum hecho de cualquier manera”

La portavoz del Gobierno de la Generalitat, Neus Munté, admite su error al negar la reunión de Rajoy y Puigdemont en La Moncloa

La portavoz del Gobierno de la Generalitat, Neus Munté.MASSIMILIANO MINOCRI / EPV (reuters_live)

Pregunta. ¿Usted conocía el martes la reunión del 11 de enero entre Mariano Rajoy y Carles Puigdemont?

Respuesta. Podría haberme explicado mejor y decir que todo aquello que no forma parte de la agenda oficial no tengo por qué conocerlo ni explicarlo.

Más información

P. Pero negó que hubiera habido un encuentro.

R. Por eso digo que me tendría que haber limitado a decir que una cosa es la agenda pública y otra la privada. En ningún caso he mentido respecto a que haya una negociación abierta o personas negociando algo.

P. ¿No queda desacreditado el discurso del Gobierno?

R. No. Lo que sería grave es que no habláramos en los términos de convocar un referéndum o que variáramos nuestros objetivos iniciales. Yo no me siento cuestionada.

P. ¿Por qué se esconde una reunión tan esperada?

"La operación Diálogo es una gran mentira"

R. No hablamos de esconder una reunión. Lo que es especialmente relevante es si hay disposición de diálogo del Gobierno, que no existe, y que la operación Diálogo es una gran mentira. Continuaremos intentando que esa reunión se pueda producir y que Puigdemont pueda constatar si la voluntad de diálogo y negociación existe. Creemos que no. El tiempo se agota y la inacción siempre tiene un precio.

P. Ustedes ponen una línea roja, que es hablar de referéndum. ¿Si no se habla de referéndum dirán que no hay diálogo?

R. El concepto línea roja se lo atribuyo al Gobierno central, que es el que limita el diálogo. Primero nos dijeron que sin violencia se podría hablar de todo y es evidente que no hay violencia. Ahora nos dicen que se puede hablar de todo menos del referéndum. La única respuesta no puede ser la judicialización o la amenaza.

P. El independentismo obtuvo un 47,8% de votos el 27-S y su Gobierno dice que es de transición. La Moncloa prepara una oferta. ¿No pueden asumir la propuesta del Gobierno a la espera de ampliar la base independentista?

"El Gobierno ha de entender que la situación en la que no encontramos no es óptima para nadie"

R. Si el Gobierno tiene una propuesta la queremos conocer. Pero es muy poco creíble. ¿El Estado cumplirá de repente con los incumplimientos acumulados durante años? Nosotros tenemos una propuesta que hemos dado a conocer. El Gobierno ha de entender que la situación en la que nos encontramos no es óptima para nadie, tampoco para ellos. Tenemos que sentarnos y hablar. Lo han hecho otros Estados.

P. Pero, ¿alguna propuesta podrá parar el referéndum?

R. No. El referéndum es perfectamente posible si hay voluntad política. No podemos traicionar lo que es un mandato del Parlamento y que a nivel de ciudadanía está consolidada como la herramienta más limpia y más homologable desde el punto de vista internacional para dirimir la situación en la que está Cataluña. Pedimos una contrapropuesta, que hasta ahora solo se basa en la negación.

P. Puigdemont dijo que si fracasaba el mandato, todos los que están en primera línea tendrían que abandonar. ¿Lo comparte?

R. No me sitúo en ese escenario de fracaso. Ni él. Pero es evidente que si no fuera posible requeriría de una reflexión profunda de los actores principales.

P. ¿Ese supuesto fracaso sería no convocar el referéndum o no celebrarlo?

R. No me sitúo en ese escenario. Pero no sirve hacer el referéndum de cualquier manera, porque siempre hemos defendido que ha de ser vinculante y con seguridad jurídica, y eso requiere hacer las cosas de una determinada forma.

P. ¿Usted también está convencida de que después de la convocatoria del referéndum llegará la anulación del TC?

R. Hasta ahora la respuesta siempre ha sido esa. Pero es una estrategia de corto recorrido.

P. ¿Qué hará el Gobierno si los funcionarios se niegan a participar en la organización del referéndum unilateral por las dudas de qué legalidad les afecta?

R. Evitaremos que eso pase; no queremos ponerles en riesgo. Ha sido el Gobierno del Estado el que presiona con ese discurso para que la gente tenga miedo.

P. La CUP demanda que los trabajos previos al referéndum estén listos en mayo. ¿Será así?

R. No nos podemos meter prisas que son innecesarias. Las cosas se han de hacer bien.

P. Si estuvieran listos antes, ¿por qué no avanzarlo?

P. Porque pensamos que en septiembre era el tiempo razonable para poder trabajar en un marco de referéndum acordado y de que el Pacto Nacional de Referéndum pudiera desarrollar sus tareas. Es un calendario orientativo, pero bastante exacto.

P. ¿Contemplan la suspensión de la autonomía?

R. No puedo imaginar una reacción de esas características en Europa y en el siglo XXI. Está previsto en la Constitución, pero sería tan descabellado que nadie lo entendería. No trabajamos con esa hipótesis.

P. ¿Se ve usted como presidenciable de la Generalitat?

R. Esa reflexión se tendrá que hacer, pero me tranquiliza que en el PDECat haya liderazgos más consolidados o emergentes.

P. ¿Artur Mas, por ejemplo, que tiene una apretada agenda en las últimas semanas?

R. Como él dijo, nadie se puede descartar. Tiene una agenda activa, pero siempre ha sido así. Él actúa como un excelente embajador del movimiento soberanista catalán. Eso forma parte del valor del personaje y no de una precampaña.

Sobre la firma

Dani Cordero

Dani Cordero es redactor de economía en EL PAÍS, responsable del área de industria y automoción. Licenciado en Periodismo por la Universitat Ramon Llull, ha trabajado para distintos medios de comunicación como Expansión, El Mundo y Ara, entre otros, siempre desde Barcelona.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción