Las ventas de la industria cerámica española crecen el 7% en 2016

Francia, Estados Unidos y Reino Unido lideran el destino de las exportaciones del sector

El presidente de la patronal azulejera Ascer, Isidro Zarzoso, junto al vicepresidente, Juan Francisco Ramos, durante la presentación de los resultados.
El presidente de la patronal azulejera Ascer, Isidro Zarzoso, junto al vicepresidente, Juan Francisco Ramos, durante la presentación de los resultados. EFE

La industria cerámica española eleva sus ventas totales en 2016 hasta el 7% y se sitúa en los 3.316 millones de euros. Las exportaciones durante el pasado ejercicio han mantenido el crecimiento moderado del año anterior, el mercado nacional sale de la parálisis y empieza a crecer “de forma evidente” y se reactiva el empleo, con la creación de medio millar de puestos de trabajo. Son algunos de los datos que ha destacado este martes el presidente de la patronal cerámica Ascer, Isidro Zarzoso, durante la rueda de prensa ofrecida en el marco del certamen Cevisama, en Feria Valencia. Además de presentar los resultados provisionales del sector fabricante de baldosas cerámicas para 2016, Zarzoso ha reivindicado la puesta en marcha de planes de reforma, un marco regulatorio estable en materia energética y la “vital importancia” del Corredor Mediterráneo.

Más información
El sector cerámico español espera no perder ventas en EE UU ni en Reino Unido
La industria cerámica factura 2.643 millones, un 2% más

Según la patronal cerámica, las ventas totales del sector en 2016 crecerán en torno al 7%, alcanzando los 3.316 millones de euros. Las exportaciones mantienen la senda de crecimiento moderado, con una subida del 4,8% y alcanzando los 2.570 millones de euros. Ascer señala que los principales destinos de la cerámica española han sido en este ejercicio, y por este orden, Francia, EE. UU., Reino Unido, Arabia Saudí y Argelia. Por zonas, la exportación a la Unión Europea -que supone el 38,6% del total- registra un crecimiento global del 10,3%.

Respecto a las ventas a mercados no europeos en 2016, el mercado norteamericano sigue evolucionando favorablemente con un crecimiento del 27%, y se afianza en la segunda posición del lista de destinos de Tile of Spain, la marca paraguas que aglutina al producto cerámico nacional. Los mercados de Oriente Próximo, Magreb y Europa del Este frenan su crecimiento o experimentan caídas.

Zarzoso ha destacado, por otro lado, el “evidente crecimiento”, de un 16%, de las ventas en el mercado nacional, que movieron el año pasado 746 millones de euros. “Hay que considerar que la cifra de partida es muy baja y que en la actualidad el mercado doméstico supone el 22% de nuestra facturación total”, señalan desde la patronal.

Por lo que respecta a la producción española de azulejos y pavimentos cerámicos, creció en torno al 11,8% (492 millones de metros cuadrados) en 2016, lo que sitúa a España como primer productor de la Unión Europea y primer exportador en volumen. Una posición que, según el presidente de Ascer, legitima a la industria “a reivindicar la puesta en marcha de una serie de políticas”. Así, se ha referido durante su intervención en Cevisama a los programas públicos de impulso a la reforma y rehabilitación de viviendas y edificios. "El iniciado en la Comunidad Valenciana es un primer paso, pero este tipo de medidas se deberían generalizar nacionalmente", ha apuntado.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Zarzoso también ha insistido en la importancia para el sector del Corredor Mediterráneo. “No me cansaré de repetir allí donde vaya: es vital que se haga efectiva con celeridad la vertebración de nuestro territorio a través del eje ferroviario mediterráneo". Por último, ha citado la subida de los costes energéticos como una de las cuestiones que más preocupa a la industria cerámica, y ha urgido “un marco regulatorio estable, predecible y que recoja exclusivamente aquellos costes relacionados con la energía".

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS