Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Indignación independentista por una instalación en el Fossar de les Moreres

El Icub retira la obra formada por carros de supermercado creada para LlumBCN

Dos miembros del servicio de limpieza del Ayuntamiento retiran las carros de la instalación del Fossar.
Dos miembros del servicio de limpieza del Ayuntamiento retiran las carros de la instalación del Fossar.

Una instalación artística promovida por el Instituto de Cultura de Barcelona (Icub) en el Fossar de les Moreres fue este sábado la protagonista de una nueva polémica que afecta el Ayuntamiento de Barcelona por el uso que da a emplazamientos de la ciudad vinculados con el movimiento independentista. En este caso se trataba de una performance titulada Fuego de Hogar consistente en una hilera de carritos de supermercado que rodeaban el pebetero del fossar, el lugar donde se homenajea a los fallecidos en la defensa de Barcelona durante la Guerra de Sucesión de 1714.

Los carros llevaban en su interior restos de ladrillos y cascotes de obra que en un momento dado se les pegaba fuego y ardían, como en la noche del viernes, dentro de la primera jornada del festival LlumBCN en el que diferentes puntos de la ciudad acogen instalaciones de luz y color con motivo de las fiestas de invierno de Barcelona, las de Santa Eulàlia.

La instalación creada por un grupo de estudiantes de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Barcelona, con la colaboración del colectivo BRAC (Barcelona, Recerca, Art i Creació) de la misma universidad, pretendía denunciar el triunfo del consumismo y el drama de los sin techo. “El carro es símbolo de los que el sistema ha arrinconado, una herramienta para el transporte de las pertenencias de quien ha perdido o ha querido desligarse del progreso inhumano del capitalismo”, explica el colectivo que ha creado esta obra que destaca la importancia del hogar tradicional a través de los carros, pero que se ha acabado convertido en otro elemento de crítica hacia el Gobierno de Ada Colau.

A primera hora de la tarde del sábado un grupo de ciudadanos superaron el cordel que limitaba las piezas de esta obra, preparada volver a participar en el ya tradicional festival que ilumina la ciudad entre las 19 y las 24 horas (también este domingo). Acto seguido se han dirigido a los carros de supermercado y los han sacado del Fossar colocándolos apilados junto a una de las fachadas de los edificios que forman la céntrica plaza.

La instalación contaba con la aprobación de Paisaje Urbano, Patrimoni del Ayuntamiento, el Institut de Cultura de Barcelona (Icub) y el distrito de Ciutat Vella. Las reacciones que ha generado han hecho que los autores, sorprendidos por la reacción contraria social y, sobre todo, política, hayan pedido que se retire la obra, a pesar de que miembros de las brigadas de limpieza y de la Guardia Urbana de Barcelona ya lo habían hecho.

Según fuentes municipales la instalación no se reubicará teniendo en cuenta que se ha diseñado para este entorno en concreto. Por tanto, “si se trasladase, rompería con todos los principios pedagógicos por los que ha sido creada”.

“Grave error de Colau”

A lo largo de la tarde, regidores de CiU en el Ayuntamiento como Joaquim Forn y Jaume Ciurana reclamaron desde las redes sociales la “retirada inmediata de la instalación", al considerar que "el Fossar no es un espacio más de la ciudad”. En su opinión se trata de “un nuevo y grave error del Gobierno Colau que se suma a los episodios de los urinarios y la estatua de Franco al Borne”. Por su parte, Mercè Homs, presidenta del PDeCAT en Barcelona censuró en un comunicado “la nula sensibilidad y menosprecio de Colau hacia los símbolos catalanes".

Pese a todo, en la página web del Ayuntamiento que anuncia las actividades programadas dentro del festival LlumBCN, Fuego de hogar seguía siendo una de las paradas obligadas dentro del itinerario del barrio del Born-Montcada que arranca en el yacimiento del Born y acaba en el Museo Picasso.