Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Tedax neutralizan un proyectil de 116 kilos hallado en una casa de Ponteareas

Un hombre que acababa de comprar la vivienda encontró el artefacto, similar a los utilizados en la Guerra Civil pero con un calibre poco común

Proyectil militar hallado en una vivienda de Ponteareas.
Proyectil militar hallado en una vivienda de Ponteareas.

Los especialistas Tedax del Servicio de Desactivación de Artefactos Explosivos de la Guardia Civil de la Comandancia de Pontevedra han tenido que intervenir este viernes en una casa del municipio de Ponteareas (Pontevedra) para neutralizar un proyectil de uso militar de características similares a los utilizados en la Guerra Civil española.

El dueño de la vivienda alertó al instituto armado tras localizar el artefacto explosivo en el sótano, cuando se disponía a realizar una serie de obras de remodelación en inmueble, que había comprado recientemente, según han informado fuentes de la Guardia Civil.

Al comunicar el hallazgo, se activó el protocolo de actuación por parte de los especialistas de explosivos de la Guardia Civil que llevaron a cabo la consiguiente remoción y neutralización del proyectil, según han indicado las mismas fuentes en un comunicado difundido este viernes desde la Comandancia de Pontevedra.

La intervención de los Tedax se llevó a cabo sin incidentes, si bien los agentes tuvieron que adoptar las medidas preventivas de seguridad y protección previstas para estos casos. En los próximos días está previsto que los mismos especialistas en la desactivación de explosivos procedan a la total destrucción del artefacto, una vez concluidos los correspondientes informes técnicos donde se detallarán sus características.

El equipo de especialistas de explosivos que acudió a Ponteareas ha confirmado que se trata de un proyectil de uso militar, de un calibre muy poco común (203,3 mm) y de fabricación nacional, de casi un metro de longitud y 116 kilos de peso. Este tipo de munición solamente la utilizaban los cañones que montaban exclusivamente algunos navíos de guerra prototipo pertenecientes a la Armada Española, como es el caso del buque Canarias, según confirmó la Guardia Civil.

Ante la posibilidad de que se localicen más proyectiles similares, los técnicos especialistas en desactivación de explosivos de la Guardia Civil han advertido de que la forma de actuar ante el hallazgo de algún artefacto de este tipo "consiste en no tocar, ni manipular el objeto y avisar de inmediato a la Guardia Civil a través del teléfono 062”.

De hecho, en agosto de este año varios artificieros de la policía nacional tuvieron que desactivar una bomba antigua que apareció fortuitamente en una vivienda de dos pisos situada en el centro de la localidad lucense de Monforte. Esta vez el hallazgo lo hizo una mujer cuando limpiaba y que era familiar de los propietarios de la casa que habitualmente no vivían en ella.

Los agentes entraron en el edificio y media hora después salieron con la bomba metida en una bolsa, tras comprobar el estado del artefacto y asegurarse de que no había peligro de explosión fortuita. La bomba presentaba unas dimensiones reducidas y tenía forma de obús. En apariencia, también se trataba de un artefacto de la época de la Guerra Civil.