Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno ignora la presión para que repita la fallida investigación del Alvia

Fomento desoye a la Eurocámara y alega que no tiene autoridad sobre el organismo que elaboró el primer informe, cuestionado por falta de independencia

Rajoy visita el lugar del accidente junto a Feijóo y a la entonces ministra de Fomento, Ana Pastor.
Rajoy visita el lugar del accidente junto a Feijóo y a la entonces ministra de Fomento, Ana Pastor.

La llegada al frente del Ministerio de Fomento de un político que apoyó hace solo unos meses la ampliación sin límites de la investigación del accidente del Alvia no ha acortado la gran distancia que separa al Gobierno de Mariano Rajoy de las víctimas de aquel siniestro. El popular Íñigo de la Serna, que como ministro ha pasado a no respaldar la extensión de las pesquisas que sí reclamaba como alcalde de Santander, ha vuelto a desoír la petición para que se repitan las indagaciones técnicas que en su día realizó Fomento y que la Agencia Ferroviaria Europea rechazó por su falta de independencia. Esta vez es la Eurocámara, con el voto de todos los grupos menos el PP, la que lo exige.

El pronunciamiento del Parlamento Europeo para que la Administración realice una investigación independiente sobre el accidente que en julio de 2013 mató a 80 personas se aprobó el pasado martes. La Comisión de Peticiones, presidida por la eurodiputada sueca liberal Cecilia Wikström, dio voz a una representación de las víctimas y reclamó que se realicen esas pesquisas "con la supervisión de la Comisión Europea", informa Europa Press.

"El órgano de investigación [español] no cumplió los requisitos de independencia estipulados en el artículo 21 de la directiva sobre seguridad ferroviaria y por tanto la obligación de investigar los accidentes del artículo 19 no se ha cumplido adecuadamente", esgrimió Wikström. "La Comisión [Europea] nos ha explicado que legalmente no puede abrir una investigación, pero sí presionar [al Gobierno español], y esperamos que cumpla su palabra", explicó, por su parte, el portavoz de las víctimas del Alvia, Jesús Domínguez.

De la Serna, de momento, no se da por aludido. El ministro ha replicado este jueves desde Logroño que "respeta" la petición de la Eurocámara pero solo se ha puesto "a su disposición" en "todo" lo que pueda "facilitar". El secretario de Estado de Transportes, Julio Gómez-Pomar, ha detallado desde Vigo la postura del ministerio. Según declaraciones recogidas por Europa Press, Gómez-Pomar alega que el Gobierno no tiene "capacidad de instruir" a la Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios (CIAF) sobre la realización de investigaciones, ya que el organismo toma "sus propias determinaciones". "Desde Fomento las puertas están abiertas a la Agencia Ferroviaria de la Unión Europea para que trabaje con la CIAF y analice el expediente", ha añadido.

Las víctimas del descarrilamiento del Alvia sí han recibido el apoyo de la Agencia Ferroviaria Europea, que se ha ofrecido a declarar en la causa abierta en los juzgados sobre el accidente, y del gobierno local de Barcelona, que promoverá un llamamiento institucional a favor de sus reivindicaciones.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha evitado este jueves responder a la pregunta de un periodista sobre si pedirá a De la Serna que atienda la reclamación de la Eurocámara durante la reunión que mantendrá con él el próximo martes. Feijóo se ha limitado a mostrarse a favor de que cualquier "tipo de inspección" sea "independiente" y ha afirmado que "de los gobiernos europeos" el suyo es el "más interesado" en aclarar el siniestro ferroviario. Con De la Serna, ha aclarado, sí abordará los plazos para construir el AVE y las estaciones intermodales.