El Gobierno declarará zona catastrófica los municipios dañados por el temporal

El presidente Ximo Puig reclama a Fomento que se resarza a los afectados con urgencia

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, visita los destrozos que el temporal ha dejado en Almenara.
El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, visita los destrozos que el temporal ha dejado en Almenara. MÒNICA TORRES

El ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, ha manifestado en Valencia que el Consejo de Ministros aprobará este viernes un real decreto para atender los municipios afectados por la ola de frío y temporal marítimo que han azotado los últimos días varias comunidades autónomas, entre ellas, la valenciana.

Más información
La Generalitat suspende las clases en 129 municipios por el temporal
El temporal obliga al rescate de varias personas y al corte de puertos y vías
El temporal devora parte de las playas de Barcelona

De la Serna visita este martes, acompañado por la secretaria de Estado de Medio Ambiente, los municipios afectados por las intensas precipitaciones y el viento en la Comunidad Valenciana. El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha solicitado al ministro, con el que se ha entrevistado, que resarza a los afectados por las tormentas de nieve, lluvia y viento del último temporal.

Puig también ha pedido a Fomento inversiones y protocolos de actuación de carácter preventivo para evitar que miles de personas se quedaran atrapadas la madrugada del viernes en la autovía A3, entre Valencia y Madrid, tras una gran nevada.

De la Serna ha explicado que el decreto del próximo viernes recoge los efectos de los temporales de noviembre y diciembre de 2016, que afectaron al mediterráneo, pero el Gobierno español tratará de incluir los municipios dañados por esta última ola de frío, que ha movilizado a cientos de agentes de los servicios de emergencia. La intención, ha explicado el ministro, es que durante la reunión mañana jueves de la vicepresidenta con los subsecretarios se incluyan los datos del temporal de enero.

A las críticas por la gestión del Ministerio de Fomento del atasco en la A3 en la madrugada del viernes, el ministro ha dicho que las nevadas fueron muy intensas y prolongadas en el tiempo; y además, en el caso de la A3, la situación se complicó más todavía por un accidente entre vehículos y la caída de postes eléctricos. El corte de suministro eléctrico ha afectado a más de 30.000 clientes en varias provincias españolas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

De la Serna ha negado que no hubo ausencia de medios durante la crisis del frío, sino que las máquinas quitanieves no pudieron acceder a la carretera porque había camiones cruzados en la calzada o torres eléctricas caídas.

De la Serna con el presidente Ximo Puig hoy en Valencia.
De la Serna con el presidente Ximo Puig hoy en Valencia.MÒNICA TORRES

El titular de Fomento ha insistido en el carácter "excepcional" de las condiciones meteorológicas y de las circunstancias añadidas del último temporal, pues no es usual que durante una nevada caigan más de 20 torres de alta tensión, más de 200 torres eléctricas, árboles y otros objetos, que conllevaron el corte de suministro eléctrico.

“Sin escolleras, estamos a merced del mar”

M. Pitarch

"Que vengan con soluciones, no a hacerse la foto". Y las soluciones, pasan por "levantar escolleras" que frenen embestidas del mar como la de estos últimos días, que han engullido, literalmente, la playa. Es la reivindicación que este martes han trasladado al ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, un grupo de vecinos de Almenara, en Castellón, afectados, como centenares de residentes en distintas poblaciones del litoral valenciano, por el temporal marítimo que les ha mantenido en vilo desde el pasado jueves y que ha provocado socavones, derribado muros e incluso obligado al desalojo de viviendas, como en El Saler.

Cristóbal Gómez es el presidente de la plataforma de vecinos de la playa de Almenara. Una zona en la que residen todo el año alrededor de mil habitantes, y que quintuplica su población en verano. Asegura que, aunque están acostumbrados a este tipo de incidentes, “nunca habíamos visto tanto destrozo como ahora”. La playa Casablanca, y su paseo marítimo, han desaparecido. Hoy las rocas y el fango llegan hasta las puertas de las casas unifamiliares de primera línea.

Este vecino asegura que desde el año 2002 la administración “lleva gastados en esta zona doce millones de euros”, pero indica que las obras realizadas no han solucionado el problema de regresión del litoral. “Sin escolleras, lo que van a hacer aquí es tirar el dinero. Estamos a merced del mar”.

En esto coincide Pedro Muñoz, también residente en una vivienda de primera línea en esta playa de Almenara, quien asegura que los espigones son la salvación para esta franja de la costa castellonense. Recuerda que cuando adquirió su vivienda, en el año 1973, la playa de este municipio tenía "al menos 150 metros de extensión; ahora, si nos quedan diez metros, ya estamos contentos". "Todos los años pasa algo", señala, aunque reconoce que la fuerza del último temporal marítimo ha sido inusual. "Todas las mañanas, lo primero que hacíamos era asomarnos para ver si el mar llegaba a las casas, pero como estamos en desnivel nos hemos librado". Lo confirma su hijo Ernesto: "Han sido días de mucha incertidumbre. De ver que nos comía el lobo".

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS