Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Guardia Civil estudiará valenciano

Gobierno y Generalitat pactan la iniciativa persigue evitar casos de discriminación lingüística

El delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Moragues, a la izquierda, con el consejero de Educación, Marzà, en la reunión.
El delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Moragues, a la izquierda, con el consejero de Educación, Marzà, en la reunión. EFE

Los miembros de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado destinados en la Comunidad Valenciana darán cursos para formarse en valenciano. Lo han anunciado este miércoles el consejero de Educación de la Generalitat valenciana, Vicent Marzà, y el delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Juan Carlos Moragues.

El acuerdo se ha producido después de una reunión entre el consejero y Moragues, en la que el primero le ha trasladado una serie de casos en los que el Ejecutivo autonómico considera que se ha producido “discriminación lingüística a ciudadanos valencianohablantes”. La mayoría de ellos fueron al relacionarse con la Guardia Civil

El delegado del Gobierno ha destacado el “compromiso de la Administración General del Estado en fomentar el uso del valenciano”. Ha considerado que los problemas registrados han sido “puntuales”. Y ha afirmado que la Comunidad Valenciana es una autonomía “modélica en la convivencia de las dos lenguas cooficiales, a diferencia de otros territorios”.

El consejero ha afirmado que el respeto a los derechos lingüísticos, recogidos en la Carta Europea de las Lenguas Minoritarias —en vigor en España desde 2001—, el Estatuto de Autonomía de la Comunidad Valenciana y la Llei d’Ús i Ensenyament del Valencià, “no es solo una cuestión de conocimiento de la lengua sino también de actitud”.

Después del acuerdo, Marzà, de Compromís, ha señalado que ahora se "trabajará para concretar la impartición de los cursos", que serán organizados por el Gobierno valenciano.

El consejero ha entregado una relación de siete casos en los que, según la información que la Generalitat ha reunido de asociaciones ciudadanas y de los informes del Defensor del Pueblo y de su versión autonómica, el Síndic de Greuges, hubo discriminación. El primero es del año 2007. En él, “un regidor de la comarca de la Marina Alta fue multado, vejado y calificado de ‘cateto’ por dos agentes de la Guardia Civil por hablar valenciano".

La lista incluye casos en los que quienes impidieron usar el valenciano fueron una juez de Elche, un funcionario de la Estación del Norte de Valencia, dos policías nacionales y distintas parejas de guardias civiles.

El último incidente recopilado por la Generalitat es el de un concejal del Ayuntamiento de Gorgos que, según el Ejecutivo autonómico, fue recriminado el pasado mes de diciembre por dos guardias civiles por "dirigirse a ellos en valenciano y le exigieron hablar castellano porque la Constitución no les obligaba a entenderle, además de abrirle una nota interna por este motivo".

El delegado del Gobierno se ha referido a este último caso, señalando que los dos agentes eran andaluces y llevaban seis meses en la Comunidad Valenciana. Moragues ha afirmado que los cuerpos policiales "tienen un protocolo de actuación y los ciudadanos pueden dirigirse a ellos de manera indistinta en una u otra lengua". "En caso de no saber, si el ciudadano quiere continuar hablando en valenciano, se pide la intervención de otro guardia civil que lo hable, o incluso la de un policía local, nacional o autonómico", ha detallado.

Marzà ha indicado que la Generalitat está ultimando una "oficina de derechos lingüísticos" que, entre otras funciones, recogerá quejas de ciudadanos que encuentren problemas para usar las lenguas cooficiales en la Comunidad Valenciana.