Protesta policial en Barcelona en contra de la politización de su labor

Los agentes piden "dignidad policial" y "respeto institucional" a los dirigentes políticos, en especial a la CUP

Marcha de Mossos d'Esquadra y guardias urbanos en Barcelona.Vídeo: M. MINOCRI | G. BATTISTA

Más de 1.500 mossos d’esquadra y guardias urbanos recorrieron este martes el centro de Barcelona, en una marcha en la que exigieron que se saque del debate político su trabajo. “Que no nos usen para obtener réditos electorales”, proclamaron. Nadie mencionó a la CUP en la protesta, aunque en los carteles, de forma explícita, y en el espíritu de la marcha, de manera velada, había una crítica a los anticapitalistas. Los agentes consideran que la CUP cuestiona sus actuaciones.

Más información
La CUP y el proceso soberanista ponen a los Mossos en el ojo del huracán
La CUP reprocha a los Mossos “acatar órdenes políticas injustas”

La marcha, convocada por una plataforma unitaria de varias policías, arrancó a las seis de la tarde de la plaza de Universitat. Diversos agentes cargaron un ataúd, con gorras de Mossos, Policía Nacional, Guardia Urbana y Guardia Civil. Escenificaban “la muerte de la dignidad policial”. Vestidos de negro, con una pegatina naranja donde se podía leer “policía”, los funcionarios recorrieron el centro de Barcelona, entre el asombro de los transeúntes. “¿Esto qué es? Yo solo quiero cruzar e ir al Hard Rock Café”, pedía una turista. A su lado, una pareja de japoneses grababa la escena, absorta.

Al llegar a la plaza de Sant Jaume, donde tienen la sede el Ayuntamiento de Barcelona y la Generalitat, los policías silbaron y aplaudieron. En la fachada del Consistorio de Ada Colau los agentes gritaron “¡fuera!” a todo pulmón. Allí descargaron el ataúd, leyeron un comunicado y se dispersaron.

En ningún momento se mencionó a la CUP, aunque en la convocatoria los sindicatos hablaban del “acoso constante a la Guardia Urbana y policía en general e impunidad delictiva por parte de miembros de la CUP”. También se hacía referencia a un ataque “de una treintena de radicales de la CUP” a la Guardia Civil en Manresa.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Los policías pidieron mejoras en las condiciones de su trabajo, más garantías jurídicas y más coordinación. Algo que resumieron bajo el lema: “Todos unidos por a dignidad, el respeto y la seguridad. Servimos y protegemos a los ciudadanos. Basta ya!!!”. “Pegar a un policía no puede costar menos que aparcar en doble fila”, se repetía desde un megáfono instalado en la furgoneta que abría la manifestación.

La protesta provocó tensiones entre los sindicatos policiales. Dos de los mayoritarios de los Mossos —SAP y SME— se desmarcaron de la manifestación. SAP nunca tuvo la intención de apoyarla y SME decidió finalmente no unirse por motivos de seguridad. Un argumento que también alegó CSIF.

La última vez que una manifestación de policías recorrió Barcelona con motivos similares fue en 2007. Pedían también entonces “dignidad policial” y participaron unos 4.000 mossos, que protestaron contra el ecosocialista Joan Saura, que dirigía el Departamento de Interior de la Generalitat.

La CUP pide que se investigue un tuit sindical

La CUP pidió este martes a través de Twitter que se investigue a un sindicato minoritario de los Mossos, USPAC. Desde su cuenta en la red social, el sindicato colgó una imagen en la que se podía ver a un policía antidisturbios usando la defensa y, al lado, las siglas APAB y su significado en inglés "all perroflautas are bastards". Así convocaban a la manifestación. El sindicato hizo su propia versión del acrónimo ACAB All cops are bastards, todos los policías son unos bastardos, en inglés— que se usa para insultar a la policía. USPAC borró el tuit y alegó que se colgó por error.

Sobre la firma

Rebeca Carranco

Reportera especializada en temas de seguridad y sucesos. Ha trabajado en las redacciones de Madrid, Málaga y Girona, y actualmente desempeña su trabajo en Barcelona. Como colaboradora, ha contado con secciones en la SER, TV3 y en Catalunya Ràdio. Ha sido premiada por la Asociación de Dones Periodistes por su tratamiento de la violencia machista.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS