Junqueras sube un 145% el gasto para potenciar la Hacienda catalana

La oposición considera que los planes del Gobierno para la agencia no son "creíbles"

El vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras.
El vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras.Albert Garcia

El Gobierno catalán incrementará en un 145% el gasto en Hacienda para potenciar la Agencia Tributaria de Cataluña (ATC), el embrión de la llamada Hacienda propia, una de las estructuras de estado clave que quiere impulsar el Ejecutivo de Carles Puigdemont. En concreto, la ATC se come el 86,7% de todo el presupuesto para la Secretaría de Hacienda y casi la mitad de los recursos del departamento, según ha explicado este lunes el vicepresidente y consejero de Economía y Hacienda, Oriol Junqueras. La mitad de ese incremento se debe a un cambio de contabilización de los honorarios que reciben los registradores de la propiedad, pero la otra irá destinada a aumentar la plantilla, a crear nuevas oficinas y a gestionar la recaudación de las deudas con la Administración y los tributos cedidos “en el marco competencial actual”.

El impulso de la ATC es una de las prioridades que se ha fijado Junqueras para el actual mandato. El consejero quiere asumir todas las competencias que están a su alcance antes de julio para estudiar luego cómo asumir la gestión de todos los impuestos, en línea con la hoja de ruta pactada entre Junts pel Sí y la CUP. La oposición, sin embargo, recela de esa aceleración. “Apuestan por la ATC como estructura de estado pero por las universidades. No compartimos que vayan tan rápido, ya veremos si lo sacan adelante, creemos que no”, ha afirmado la diputada del PSC Alícia Romero.

Junqueras ha detallado que la agencia contará con un presupuesto de 93,3 millones de euros, lo cual supone más que duplicar los fondos que tenía hasta ahora. La mitad del incremento se debe a un cambio de contabilización en los honorarios que reciben los registradores por las tareas de sus oficinas liquidadoras en virtud de un convenio que Junqueras ha denunciado y no quiere renovar. Más allá de ese gasto, el vicepresidente ha explicado que este año quiere más que duplicar la plantilla de la ATC, hasta las 800 plazas –lo cual supone un incremento de 459 más— y pasar de cinco a 19 oficinas territoriales, a las que se unirán otras 12 que compartirá con administraciones locales. Además, Junqueras ha sostenido que la ATC asumirá este año “la gestión directa de los tributos cedidos y la recaudación ejecutiva” del 100% de las deudas, también, por ejemplo, de las multas de tráfico. Esa función hasta ahora estaba subcontratada a la agencia tributaria estatal. Romero juzgó que esos objetivos son inalcanzables. “A ver si vamos a perder recaudación”, advirtió. El diputado de Catalunya Sí que es Pot Joan Coscubiela ha afirmado que comparte “recuperar los cinco años perdidos” del Ejecutivo de Artur Mas en la ATC, pero ha dicho que los planes no son “creíbles”. “Su secretario de Hacienda ha admitido que en condiciones normales se necesitarían cuatro años”, ha recordado.

El vicepresidente ha detallado de nuevo el marco general de los Presupuestos, que contemplan un objetivo de déficit del 0,5% del Producto Interior Bruto (PIB) y un aumento del gasto social del 2,9%. El crecimiento económico y las menores necesidades de deuda harán que, pese a que a finales de año se deban 77.495 millones de euros, en relación al PIB el endeudamiento baje del 35,8% al 35,4%. El diputado de Catalunya Sí que es Pot Joan Coscubiela, ha considerado que las cuentas no son creíbles ni “desde el punto de vista de los ingresos” ni “de los gastos”. “Usted plantea el trilema de Junqueras: considera que inmovilismo fiscal, cumplimiento del déficit y aumento del gasto social son compatibles. Y no lo son”, ha denunciado. El diputado de Ciudadanos Alberto Espinosa ha lamentado que los presupuestos, "pese a poner fin a los recortes de seis años", "no contentan a nadie y defraudan a todos". "No nos extrañaría que finalmente no fueran aprobados", ha sostenido el diputado, quien ha aseverado que Junts pel Sí y la CUP "solo coinciden" en "sacar" a Cataluña de España y Europa.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Lluís Pellicer

Es jefe de sección de Economía de EL PAÍS, donde ha desarrollado la mayor parte de su carrera. Ha sido corresponsal en Bruselas entre 2018 y 2021 y redactor de Economía en Barcelona, donde cubrió la crisis inmobiliaria de 2008. Licenciado en Periodismo por la Universitat Autònoma de Barcelona, ha cursado el programa de desarrollo directivo de IESE.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS