Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Puigdemont llama al Gobierno a “dejarse conducir por el diálogo”

El presidente de la Generalitat advierte a la CUP de que sin Presupuestos convocará elecciones

El presidente catalán, Carles Puigdemont. EFE

La reunión Sáenz de Santamaría-Junqueras del martes constató las divergencias entre los gobiernos central y de la Generalitat, pero no es el fin del camino. Al menos así lo ve el presidente catalán, Carles Puigdemont, quien ha emplazado hoy, en el marco de una entrevista en la emisora pública Catalunya Ràdio, a "dejarse conducir por el diálogo" porque este "siempre lleva a resultados". Su afirmación no condiciona su predisposición a convocar un referéndum de independencia aunque no sea pactado. Pero Puigdemont considera que el independentismo y el Gobierno catalán han superado hasta ahora "todas las pruebas de estrés" y se ha de "poder hablar de todo".

El presidente catalán no ha valorado con profundidad la reunión, pero sí ha señalado que el espíritu secesionista en la sociedad catalana ha arraigado en una mayoría y ya no tiene vuelta atrás, por lo que se ha preguntado si es posible que el Gobierno de Mariano Rajoy puede negarse a "hablar". En su opinión, esa posición supone decirle a los dos millones de personas que en las últimas elecciones catalanas votaron a fuerzas independentistas "que no existimos".

En ese contexto, Puigdemont ha vuelto a manifestar su negativa a participar en la Conferencia de Presidentes del próximo 17 de enero. Ha afirmado que no "se da ninguna de las condiciones", entre ellas el hecho de que la cuestión catalana, de la que ha recordado que Rajoy la consideró como "el reto más grave" de esta legislatura, no tenga interés en el foro multilateral que reúne al Ejecutivo central con los jefes autonómicos.

"El Estado tendrá que argumentar mucho más", ha dicho el presidente catalán, quien no ha descartado estudiar un referéndum en el que participe toda la población española, siempre y cuando "se tenga en cuenta la voluntad de los catalanes". "¿Hay voluntad política de hablar", ha señalado, asegurando que la Constitución sí permitiría el referéndum.

La apelación al diálogo iba dirigida a Rajoy, pero también a la CUP con el objetivo de lograr el referéndum. "Si pierde los Presupuestos este Gobierno no puede continuar", ha afirmado rotundo, argumentando unas razones de "coherencia y dignidad democrática".

Con ese llamamiento, Puigdemont presiona a los anticapitalistas cuando estos presionan a su vez al Gobierno catalán argumentando que la situación de los hospitales catalanes ante la epidemia de gripe y las protestas del profesorado de las escuelas públicas requieren un compromiso en los Presupuestos de la Generalitat, que se empezarán a negociar en comisión, departamento por departamento, a partir de la próxima semana. "Tenemos que ser capaces de salvar el debate", ha dicho.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información