Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Comunidad insta a Las Rozas a proteger el edificio Kodak y salvarlo del derribo

El municipio está elaborando su primer catálogo de bienes protegidos

Edificio de la antigua empresa de Kodak cerrado desde hace años, junto a la A-6.
Edificio de la antigua empresa de Kodak cerrado desde hace años, junto a la A-6.

Los planes para el antiguo edificio de la fábrica Kodak de Las Rozas preveían su desaparición para construir 750 viviendas. Pero el Gobierno regional ha propuesto al Ayuntamiento conservar, al menos de forma estructural, el inmueble de propiedad privada y cerrado desde hace años. El Consistorio, que está elaborando su primer catálogo de bienes protegidos, indica que los técnicos tomarán la decisión.

El Ayuntamiento de Las Rozas (PP) se encuentra en pleno proceso de elaboración de su primer catálogo de bienes y espacios protegidos. En diciembre recibió el informe de la Dirección General de Vivienda y Rehabilitación. En él se propone incluir en el documento el ediificio Kodak y el de Telefónica, debido a su calidad y por estar recogidos en la publicación “Arquitectura y Desarrollo Urbano”.

Aunque el Gobierno regional valora “positivamente” la inclusión en el catálogo de elementos de la arquitectura contemporánea de maestros de la segunda mitad del siglo XX, considera que faltan esos dos edificios. Fuentes municipales explican que el catálogo se ha aprobado inicialmente y que todavía están a la espera de más informes, por ejemplo, el de la Dirección General de Patrimonio. Una vez recibida toda la documentación, se redactará un nuevo escrito que se someterá a información pública para su posterior aprobación.

El Consistorio insiste en que lo que da el Gobierno regional son “recomendaciones”, por lo que no están obligados a cumplirlas, aunque “por supuesto” los técnicos las tendrán en cuenta.

El grupo Contigo por Las Rozas, en la oposición, defiende, sin embargo, que no son meras indicaciones, sino que se trata de un “informe vinculante”. Fue esta formación política quien incluyó el inmueble en sus alegaciones. El portavoz de la formación, Gonzalo Sánchez Toscano, ha exigido, una vez conocido el informe de Vivienda, que se paralice el desarrollo urbanístico de la parcela y se planten otras alternativas como, por ejemplo, destinarlo a algún uso público.

La modificación puntual del Plan General de Las Rozas aprobada en 2014, permite tirar el edificio para levantar 750 viviendas. “Una actuación que no se puede permitir”, insiste el portavoz de Contigo por Las Rozas. En sus alegaciones, recuerdan que se trata de un modelo industrial de los setenta, integrado en su entorno natural, en una parcela con una densa arboleda y piscina para los trabajadores. Además de su valor puramente arquitectónico y la evidente influencia del arquitecto Louis Khan, hay que tener en cuenta el importante papel que ejerció en el desarrollo del sector de la fotografía en la Comunidad de Madrid, concretan.

 

Salvar la granja

 

El informe de la Dirección General de Vivienda y Rehabilitación, también pide que se conserven los edificios principales de la Granja de los Peñascales. El Plan General de Ordenación Urbana del municipio prevé la desaparición total de esta explotación avícola de los años 20, que llegó a ser una de las más importantes de España. Se permiten construir 190 viviendas en bloque. Los técnicos regionales piden que se mantenga la edificabilidad prevista, pero que se conserve en la medida de lo posible “alguno de los antiguos gallineros a modo de muestra”.

También se insta a que se incluyan en el Catálogo los “escasos” edificios originales del barrio de La Suiza. “Son testimonio de un valor histórico y ambiental de los años 50”, subraya el informe. El restaurante Ascuas (actual La Vaca), construido en los años 20, es otro de los inmuebles que merece la catalogación estructural, dice el informe. En cuanto a los edificios religiosos, la Iglesia de San Miguel y la de San José Obrero, junto con sus elementos externos, deben tener protección integral.

Las casas parroquiales como barrera

El Arzobispado ha intentado en varias ocasiones demoler las casas parroquiales situadas alrededor de la Iglesia de San Miguel, para edificar un edificio de tres alturas, cinco viviendas y una capilla. Ahora el Gobierno regional se lo pone más difícil. El informe de la Dirección General de Vivienda sobre el Catálogo de Bienes, indica que son el único resto de lo que fue el conjunto de la Iglesia. En su opinión, deben servir de barrera que minimice el impacto de los edificios nuevos que han modificado el carácter del conjunto realizado por Regiones Devastadas.