Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy cesa a Urquijo como delegado del Gobierno en pleno deshielo con el PNV

Le sustituirá Javier De Andrés, entre la satisfacción de todos los partidos vascos

Javier de Andrés, a la izquierda de la imagen con Alfonso Alonso, Dolores de Cospedal y Javier Maroto en Vitoria.
Javier de Andrés, a la izquierda de la imagen con Alfonso Alonso, Dolores de Cospedal y Javier Maroto en Vitoria.

El Consejo de Ministros ha nombrado este viernes a Javier de Andrés Guerra nuevo delegado del Gobierno en País Vasco, en sustitución de Carlos Urquijo, el político de Llodio, Álava que hace tres semanas fue fotografiado en Bilbao comprando música en un puesto del top manta.

De Andrés, licenciado en Ciencias de la Información, comenzó su carrera política en la Diputación Foral de Álava, donde fue director de comunicación, posteriormente diputado de Obras Públicas y en 2011 diputado general de esta provincia, cargo que mantuvo hasta 2015. Desde octubre de 2015 es el presidente del PP alavés y desde el pasado junio parlamentario vasco.

PNV, Podemos, EH Bildu y PSE han celebrado el cese de Urquijo. Estos partidos le acusaban de mantener una postura hostil que se habría traducido en una pésima relación en los últimos años entre el Ejecutivo central y las Administraciones vascas, desde la municipal hasta la autonómica, pasando por la provincial. Urquijo ha interpuesto más de un millar de recursos contenciosos relacionados con el uso de la bandera española, del euskera, por homenajes a presos de ETA y contra consultas celebradas sobre diversos temas en varios municipios vascos desde 2012.

Según la memoria de la Abogacía del Estado correspondiente a 2015 se trata de unos 800 entre 2012 y 2015, a los que habría que sumar en torno a 200 recursos más en 2016. El cese de Urquijo se produce en pleno deshielo de las relaciones entre las administraciones central y vasca y tres semanas después de que fuera publicada una fotografía en la que Urquijo estaba con su esposa e hijas comprando música en el top manta, en un mercadillo ilegal del casco viejo de Bilbao.

Urquijo comprando en el top manta de Bilbao
Urquijo comprando en el top manta de Bilbao

El propio De Andrés, que tiene un perfil más dialogante y acorde a las necesidades el PP en el Gobierno central y en el Congreso de los Diputados, ha asegurado este viernes que asume su nueva responsabilidad para mejorar las relaciones “entre el Gobierno central y el vasco”.

El PNV se ha mostrado satisfecho por el cese, el segundo de un delegado polémico tras el de Cataluña, aunque a renglón seguido ha criticado que está totalmente en contra de esa institución “con independencia” de quien sea la persona que ocupe el cargo.

Para los independentistas se trata de una “buena noticia”. El parlamentario de EH Bildu, Julen Arzuaga, ha declarado poco después de conocerse el cese, que su coalición ha promovido “una multitud de iniciativas contra” Urquijo y una institución que “debe desaparecer junto con todas sus atribuciones de control militar e imposición”.

Elkarrekin Podemos comparte la visión de Urquijo como alguien que en vez de favorecer la colaboración, ha acelerado las discrepancias. Fuentes de su dirección señalaron que De Andrés es una persona cercana al presidente del PP vasco, Alfonso Alonso: “Esperamos que su talante sea más democrático que el de Urquijo, cuya figura estaba desgastada”. La dirección del PSE-EE expresó su deseo de que el nuevo delegado se caracterice “más por los acuerdos que por los desencuentros” y describió a Urquijo como el producto de una época determinada “caracterizada por la actitud del PP”.

Más información