Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madrid aprueba las nuevas tarifas del SER y la tasa a los cajeros automáticos

El Ayuntamiento ratifica en el pleno las ordenanzas fiscales de 2017

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena.
La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena.

El Ayuntamiento de Madrid, liderado por Manuela Carmena (Ahora Madrid), ha aprobado este jueves las ordenanzas fiscales de 2017. Entre ellas, se encuentran la tasa de estacionamiento de vehículos, que sube la penalización a los vehículos más contaminantes. Por otro lado, el Consistorio bonifica un 30% a los vehículos limpios, que pagarán la mitad del precio original. Esta ordenanza obtuvo el apoyo del gobierno local tras una enmienda del PSOE. El Ayuntamiento también fija la nueva tasa a los cajeros automáticos de los bancos, que permitirá recaudar más de 750.000 euros, según cálculos municipales.

Los precios del SER variarán según la clasificación de los vehículos. Los coches cero emisiones (según la clasificación de la DGT), los eléctricos de autonomía extendida (los REEV), y los eléctricos híbridos enchufables no pagarán por aparcar en los estacionamientos regulados. Se incrementará también la reducción hasta un 50% del precio original para los vehículos considerados Eco.

No habrá cambios en el precio para los coches de la categoría C ni los B: turismos y furgonetas ligeras de gasolina matriculadas a partir de enero de 2000 y diésel a partir de 2006; vehículos de más de 8 plazas y de transporte de mercancías, tanto de gasolina como de diésel, matriculados a partir de 2005.

Los restantes coches de categoría A tendrán, en cambio, un recargo del 25% (el equipo de Carmena planteó un incremento del 50%). En total, se trata del 25% de la flota de vehículos de la capital. El concejal de Economía del Ayuntamiento, Carlos Sánchez Mato, afirmó en declaraciones a la radio Cadena Ser que esta penalización no está pensada para recaudar más dinero, sino para "fomentar el uso del transporte público y reducir la contaminación".

Por otro lado, el Ayuntamiento también ratifica su nueva tasa a los cajeros. Esta La tasa de cajeros, de nueva creación, se destina a cajeros automáticos propiedad de las entidades financieras colocados en línea de fachada y a los que solo se tiene acceso directo desde la vía pública. La cuota se fija por la categoría fiscal de calle en la que se ubica el cajero. A través de esta medida el Ayuntamiento pretende recaudar 745.000 euros en un año.

También se modifica la tasa de vados, cuya fórmula de cálculo de la cuota se determinará a partir de dos variables: la de ocupación y la de intensidad de uso. De este modo, la tasa ya no tendrá un precio fijo, sino que se establecerá en función de variables particulares de ocupación e intensidad de uso de cada espacio dedicado a vado. Esta medida supone un descenso en la recaudación de más de 3 millones, sostiene el Ayuntamiento.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información