Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Sindicatura detecta anomalías en los hospitales de Valencia y Castellón

El organismo trasladará al Tribunal de Cuentas gastos sin cobertura presupuestaria

El síndic de Comptes, Vicent Cucarella, entrega el informe a Enric Morera.
El síndic de Comptes, Vicent Cucarella, entrega el informe a Enric Morera.

El Informe de fiscalización de la Sindicatura de Comptes del año 2015 ha detectado irregularidades significativas en las cuentas del Consorcio del Hospital General Universitario de Valencia y en las del Consorcio Hospitalario Provincial de Castellón; por ello, enviará el informe al Tribunal de Cuentas para que lo investigue.

El Consorcio Hospital General Universitario de Valencia ha contraído, según el documento, obligaciones por importes significativos sin cobertura presupuestaria y sin tramitación de expediente de contratación en la compra de productos farmacéuticos y servicios hospitalarios concertados y no concertados. "No se garantiza la razonabilidad de los precios acordados ni la selección de la oferta más ventajosa para el consorcio", aclara el informe.

En las cuentas del Consorcio Hospitalario Provincial de Castellón, que investiga la Fiscalía, se han encontrado también incumplimientos "muy significativos" en relación con varios expedientes de contratación y pagos al personal. El documento alude a la construcción y gestión mediante concesión de un aparcamiento en el subsuelo de recinto hospitalario y la de un salón de actos, así como el mantenimiento de edificios, instalaciones y pisos.

El síndic major Vicent Cucarella ha entregado este miércoles el Informe de Fiscalización de la Cuenta General de la Generalitat correspondiente al año 2015 al presidente de las Cortes Valencianas, Enric Morera, y al presidente de la Generalitat, Ximo Puig.

Hay más de 1.000 millones por contabilizar de Ciegsa

El informe se detiene en los contratos de concesión sanitaria que mantiene la Generalitat  tras la consolidación del conocido modelo Alzira.  Hay pendientes 26 liquidaciones anuales de cinco contratos de concesión sanitaria de los hospitales de Alzira, Torrevieja, Dénia, Manises y Elx. "Se desconocen los importes definitivos de estas liquidaciones por lo que no es posible determinar el efecto que tendría su reflejo en la contabilidad pública", apostilla este organismo.

En el departamento de Educación destaca la abultada deuda generada por la construcción de colegios de la sociedad pública Ciegsa. Son más de 1.000 millones de euros que no se contabilizan. La deuda financiera de Feria Valencia y los riesgos de la Sociedad de Garantía Recíproca de la Comunidad Valenciana tampoco están "adecuadamente" cargados en las cuentas autonómicas.

Y otro detalle: la Sindicatura ha valorado en casi 13 millones de euros el deterioro sufrido por el edificio del Ágora, parte del complejo de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, al no haberse instalado en su día las lamas y mecanismos que conforman la cubierta móvil del edificio diseñado por el arquitectecto Santiago Calatrava. Las lamas, para cuya instalación se precisarían grúas de gran tonelaje, han estado abandonadas en un solar situado a pocos metros del emblemático edificio.

Cuenta general, fiel reflejo

Este organismo considera que, en todos los aspectos significativos, la Cuenta General de la Administración de la Generalitat, "muestra una imagen fiel de su patrimonio, situación financiera y de sus resultados económicos y presupuestarios".

Cucarella ha explicado que el principal incumplimiento, que se repite en los últimos años, son los gastos que se realizan sin consignación presupuestaria, sobre todo, en la Consejería de Sanidad. "Al cierre del ejercicio 2015, existe un volumen importante de facturas de operaciones realizadas que incumplen la normativa presupuestaria y la normativa de contratación". No obstante, el síndic ha dicho que esta práctica se ha reducido en los últimos ejercicios.

La Generalitat tiene pendiente 26 liquidaciones de cinco concesiones sanitarias

La Sindicatura de Comptes llama la atención en el informe sobre la situación patrimonial de la Generalitat: el pasivo supera el doble del total del activo, y la liquidez y la solvencia a corto plazo de la Generalitat están en una situación delicada. 

Por cuarto año consecutivo, la deuda autonómica crece por los préstamos obtenidos de órganos estatales y la a asunción de deuda originada por otras entidades. Desde 2012, la financiación obtenida de instrumentos como el FLA asciende a 32.049,8 millones de euros. "Este endeudamiento hubiese sido inferior si se hubiese recibido una financiación autonómica acorde con la media por habitante", explica la Sindicatura.

Las grandes fuentes de ingresos de la Generalitat son del Fondo de Liquidez Autonómico y del sistema de financiación autonómico. Sin embargo, estos ingresos solo representan el 68,4% del total del presupuesto de gastos no financieros de la Administración del ejercicio 2015.

El gasto real de la Generalitat en 2015 fue de 14.353,9 millones de euros, una cifra superior a la de 2012, 2013 y 2014. Este gasto ya contiene el pertinente ajuste del gasto sanitario, cuyas obligaciones no reconocidas se han reducido notablemente durante estos últimos años. Las modificaciones presupuestarias suponen 2.678 millones de euros y el resultado presupuestario arroja un déficit de 3.707,3 millones de euros, muy similar al resultado del ejercicio 2014.

El Instituto de Finanzas tiene un riesgo total por préstamos y avales de 1.000 millones

11 organismos y empresas públicas

La Sindicatura ha auditado además 11 organismos, consorcios, fundaciones y empresas públicas: es el caso de la Agencia Valenciana de Fomento y Garantía Agraria (AVFGA), Ciudad de las Artes y de las Ciencias,  la Entidad Pública de Saneamiento de Aguas Residuales de la Comunitat Valenciana (EPSAR), Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV), el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF), la Entidad de Infraestructuras de la Generalitat (EIGE), CulturArts, Fundació Palau de les Arts Reina Sofía, la Fundación para la Investigación del Hospital Universitario La Fe (FIFE), el Consorcio Hospital General Universitario de Valencia (CHGUV) y el Consorcio Hospitalario Provincial de Castellón (CHPC).

Radiotelevisión Autonómica Valenciana, SAU, y el ente público RTVV -en liquidación-  no han presentado sus cuentas anuales de 2015 a la Sindicatura de Comptes.

El informe alude al actual sistema de financiación autonómica. "El Gobierno valenciano ha cerrado los últimos ejercicios con un déficit público superior al acordado, lo que le obligará a efectuar más ajustes presupuestarios que a otros gobiernos autonómicos, a no ser que pronto se corrija la discriminación que padece en el sistema de financiación autonómica”.

Más información