Puigdemont busca reafirmarse con la cumbre del referéndum

Se reúnen las fuerzas políticas, sociales e institucionales que están a favor de la consulta sobre la independencia

Después de unas semanas de desencuentros entre Junts pel Sí y la CUP, Carles Puigdemont ha recuperado la iniciativa con la convocatoria de una cumbre, que se celebra este viernes por la tarde, de las fuerzas políticas, sociales e institucionales que están a favor del referéndum de independencia. El president pretende sumar a todas las fuerzas posibles y por ello ha retrasado la reunión unas horas para que pueda acudir la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. El acuerdo del Parlament que prevé convocar ese referéndum está suspendido por el Tribunal Constitucional.

Oriol Junqueras (izq.) y Carles Puigdemont durante la última sesión del Parlament.
Oriol Junqueras (izq.) y Carles Puigdemont durante la última sesión del Parlament.QUIQUE GARCÍA / EFE

La cumbre es continuación de otras que convocó el expresident Artur Mas bajo la denominación del Pacto Nacional por el Derecho a Decidir y que no surtieron otro efecto que visualizar que la consulta secesionista generaba un consenso en numerosos partidos, sindicatos y organizaciones sociales. Hoy se repetirá esa imagen, con los dirigentes del PDECat (la antigua Convergència), ERC, la CUP y Ada Colau (líder del espacio llamado de los comunes, en el que se enmarca Podemos), así como las entidades soberanistas y los secretarios generales de CC OO y UGT de Cataluña.

El orden del día de la cumbre, que será a puerta cerrada, tiene cinco puntos. La cuestión medular es “la constitución, si procede, del Pacto Nacional por el Referéndum”. El Tribunal Constitucional volvió a recordar el miércoles a Puigdemont y a sus consejeros que deben impedir cualquier iniciativa relacionada con resoluciones ya suspendidas del proceso independentista, en referencia a la aprobada por el Parlament el pasado 6 de octubre que prevé la celebración del referéndum. Sin embargo, el president y cinco de sus consejeros acudirán a la cumbre, al igual que la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, investigada por desobedecer al Constitucional. Miembros de los partidos contrarios a la independencia creen que la cita de hoy no incurre en ilegalidad alguna al no comportar efectos jurídicos.

La presencia de Colau

En la reunión se hará balance de los encuentros anteriores del Pacto Nacional por el Derecho a Decidir y un “análisis de la situación y planes de futuro”. El objetivo de Puigdemont ha sido sumar a la cumbre a Colau para fortalecer el frente proreferéndum. Colau acude como alcaldesa pero también como líder de los comunes, que el lunes empezaron a construir el nuevo partido de izquierdas que aunará a Barcelona en Comú, ICV, Esquerra Unida y Podemos.

Los dirigentes de estos tres últimos partidos han aceptado la invitación del president pero no así Xavier Domènech, líder de En Comú Podem, que se perfila como el futuro dirigente de la confluencia. La ausencia del diputado, que ha hecho bandera del referéndum, no ha causado controversia entre sus socios. Los comunes quieren marcar cierta distancia con Puigdemont, máxime cuando el secesionismo se jactó hasta hace muy poco de que la reclamación del referéndum era una “pantalla pasada”. Ellos propugnan una consulta reconocida por el Estado.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50