Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Del Nido disfruta de su primer permiso tras casi tres años en prisión

El expresidente del Sevilla se muestra arrepentido por su delito a la salida de la cárcel

José María Del Nido, este martes tras abandonar la prisión de Huelva.
José María Del Nido, este martes tras abandonar la prisión de Huelva. EFE

El expresidente del Sevilla José María del Nido, en prisión desde marzo de 2014 por malversar dinero del Ayuntamiento de Marbella, ha abandonado este martes la cárcel de Huelva para disfrutar de su primer permiso penitenciario, que se prolongará durante seis días. El abogado, que está obligado a regresar al penal el próximo lunes, cumple una condena firme de siete años por los honorarios irregulares que cobró del Consistorio malagueño entre 1999 y 2003, pagos juzgados en el conocido como caso Minutas.

A la salida de la prisión, Del Nido se ha mostrado “contento” por su primera salida y arrepentido por el delito que lo mantiene recluido desde hace casi tres años. Según ha dicho a los periodistas, solo piensa en “restituir a la sociedad el daño causado”, informa Efe. Estos días los pasará en familia y ha citado en especial a sus hijos pequeños. “Hace 1.023 días y 1.022 noches que no los veo”, ha recordado. La fecha designada para el permiso, autorizado hace dos meses por la Audiencia de Huelva, le permitirá pasar Nochebuena en casa.

El abogado sevillano fue condenado en uno de los procedimientos que juzgaron el expolio de las arcas de Marbella. Entre 1999 y 2003 fue asesor jurídico del exalcalde Julián Muñoz, también penado en este caso a siete años de cárcel. A ambos se le achacaron los delitos continuados de malversación y prevaricación, en el caso del exdirigente futbolístico, como cooperador necesario.

Del Nido presentó al Ayuntamiento 79 facturas y cuatro pagos irregulares que sumaban 2,86 millones de euros. La Audiencia de Málaga, en una sentencia confirmada por el Tribunal Supremo en diciembre de 2013, sentenció que la mayoría de las minutas que giró se correspondían con encargos “innecesarios”, con precios “indeterminados” y designaciones “arbitrarias”. Buena parte del trabajo por el que cobró podría haber sido realizado por un funcionario y no existió expediente para su contratación. “Su posición dentro del Ayuntamiento fue de tanto poder, que incluso llegó a visar facturas pagadas con el dinero municipal o intermediar sobre el reparto de materias entre los concejales”, afirmaba el fallo, que tachaba a Del Nido como principal “adlátere” de Muñoz.

El abogado abandonó la presidencia del Sevilla el 9 de diciembre de 2013, tras casi 12 años en el cargo y apenas una semana después de hacerse pública la ratificación de la condena por parte del Supremo. Se centró entonces en apurar plazos e interponer recursos para intentar frenar su entrada en prisión, algo que no ocurrió. Inició incluso una campaña de recogida de firmas para apuntalar su petición de indulto al Gobierno. Su ingreso voluntario en la cárcel Sevilla 1, de la que posteriormente fue trasladado a la de Huelva, se produjo el 5 de marzo de 2014. Este martes ha vuelto a pisar la calle.

Del Nido ha pedido perdón en varias ocasiones por el delito que lo ha llevado a prisión, como ha hecho este martes. Pocos meses después de ingresar en el penal, había hecho frente al pago de 1,2 millones de euros de los 2,8 millones que debía pagar de manera solidaria junto a Julián Muñoz.