La estafa millonaria a Luis del Olmo llega a juicio

Rogelio Rengel, el hombre que gestionó el patrimonio del periodista, afronta 12 años de cárcel por apropiarse de 14 millones

Luis del Olmo entra en el TSJC este lunes, que empieza el juicio por estafa.
Luis del Olmo entra en el TSJC este lunes, que empieza el juicio por estafa.Albert Garcia

La estafa sufrida por Luis del Olmo es la historia de una dolorosa traición. La que cometió Rogelio Rengel, el hombre que durante cuatro décadas fue amigo íntimo y administrador de los bienes del popular periodista radiofónico. Rengel se apoderó, presuntamente, de 14,3 millones de euros ganados por Del Olmo en su trayectoria profesional. La Fiscalía pide que sea condenado a 12 años y medio de cárcel. Este jueves, cinco años después de que el periodista descubriera la traición, se ha celebrado el juicio.

“Espero que pase muchos años a la sombra, sé que el dinero no lo voy a recuperar”, ha dicho Del Olmo a la entrada del Palacio de Justicia de Barcelona. En la sala de vistas, el periodista ha insistido en que tenía confianza “plena y ciega” en Rengel. Tanta como podría tenerla, ha subrayado, en sus hijos. Por eso no pedía que le rindiera cuentas. Ni leía los documentos que Rengel le llevaba para firmar en plena emisión de Protagonistas, el programa matinal que Del Olmo dirigió durante cuatro décadas. El periodista estampaba su firma mientras realizaba las entrevistas. “No sabía qué firmaba”, ha declarado.

Del Olmo es consciente de que no va a cobrar porque a Rengel no le consta patrimonio alguno. Se ha esfumado. Pero quiere que pague por la traición y pide para él una condena de 25 años de prisión. La Fiscalía, que solicita la mitad de esa pena, le acusa de apropiación indebida, delito societario y alzamiento de bienes por estafar no solo a Del Olmo, sino también a por lo menos otros tres clientes de su asesoría fiscal.

Rengel admite el desvío

En su declaración como acusado, Rengel ha reconocido los hechos, aunque solo parcialmente. El asesor fiscal ha admitido que se apoderó de más de tres millones de dos sociedades de Del Olmo. Pero ha matizado que no se quedó con el dinero, sino que lo empleó en enjugar las pérdidas de la editorial Don Balón, que editaba el semanario del mismo nombre. Y ha agregado que tenía el consentimiento "tácito" del periodista. Don Balón quebró finalmente en 2011, el mismo año en el que Rengel fue detenido y en el que Del Olmo supo, por la mujer de éste, que había sido engañado.

La Fiscalía, sin embargo, esboza un relato más contundente. Entre 2005 y 2011, Rengel se apropió de un total de 14,3 millones: 8,9 millones de Producciones Lumer y otros 5,4 millones de Sociedad Profesional de Periodismo. El asesor destinó ese dinero “a fines propios” y, también, a “solventar las necesidades económicas” de Don Balón, que “arrastraba pérdidas desde hacía varios años”. La fiscalía insiste en que el dinero fue destinado “al patrimonio o negocios” del acusado.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Jesús García Bueno

Periodista especializado en información judicial. Ha desarrollado su carrera en la redacción de Barcelona, donde ha cubierto escándalos de corrupción y el procés. Licenciado por la UAB, ha sido profesor universitario. Ha colaborado en el programa 'Salvados' y como investigador en el documental '800 metros' de Netflix, sobre los atentados del 17-A.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS