Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una biografía desgrana la vida y la obra de Raimon

El cantante se despedirá de los escenarios valencianos el sábado en el Palau de la Música

El artista de Xàtiva durante la presentación del libro sobre su vida. Ampliar foto
El artista de Xàtiva durante la presentación del libro sobre su vida.

En 1964 el escritor Joan Fuster subrayaba la palabra clásico para referirse a Raimon en el primer retrato biográfico del cantante. Más de cincuenta años después, el periodista y escritor Antoni Batista vuelve a evocar la cualidad de clásico para el cantautor. “Raimon como clásico siempre es actual porque lo que él hace se sostiene en calidad y en belleza. No es un cantante de fórmulas caducas ni de consumo”. Con el título Raimon. Paraula i cant (Bromera) el periodista barcelonés vuelve a sumergirse en la figura y obra raimoniana. “Raimon como poeta tiene un sentido lírico excepcional, en el uso de la métrica y otras herramientas. Y a nivel musical posee una gran riqueza, que a mi parecer, se encuentra más cerca de la música clásica que lo que entendemos por música pop”.

En forma de gran álbum, con abundante material gráfico del archivo del propio Raimon, el libro recupera algunos documentos curiosos como los visados de censura de las canciones, con las letras censuradas tachadas, carteles como el del Festival de l’Humanité a Paris junto a Leonard Cohen y Mikis Theodorakis o una carta del empresario de la Sala Olympia, Bruno Coquatrix, confirmando su actuación en el local y una tarifa de 1.000 francos. Raimon debutaba en el Olympia de Paris el siete de junio de 1966 solo unas semanas después que lo hubiera hecho en el mismo espacio Bob Dylan. “Volver a ver muchas de las fotografías del libro produce un cierto vértigo” dice Raimon. “Es como una retrospectiva de más de cincuenta años que pasa ante tus ojos en un pocos minutos con los rostros de algunos seres queridos que ya no se encuentran nosotros”.

Estos días el cantante ensaya con la Orquesta de Valencia y el Cor de la Generalitat el recital que ofrecerá el próximo sábado 17 de diciembre en el Palau de la Música de Valencia con el que se despide de los escenarios valencianos. Después de veintiocho años de ausencia de la programación el cantante vuelve al auditorio- con todas las entradas vendidas- con un título bastante esclarecedor “Ben poc abans de les coses penúltimes”. “Han sido unos meses muy intensos desde que iniciamos la gira, unos conciertos llenos de afecto y emoción en todos los teatros y salas donde hemos actuado”. Sobre su retirada Raimon señala que “no se trata de una cuestión de oficio, me gusta mi trabajo, sino de físico, y prefiero dejar un buen recuerdo, ahora que todavía me encuentro bien de voz”. “Además- indica Raimon- cada vez me cuesta más acabar las canciones, temo repetirme”.

Raimon es un artista único, original e irrepetible” señala Antoni Batista.” No hay nadie que haga el tipo de formato de canción que hace él. Es un cantante que ha creado su propio género musical”. Un creador molesto en tiempos de la dictadura o incómodo en el proceso catalán. “Todas las personas que tienen, como en este caso Raimon, criterio propio son incomodas para el sistema, y en estos momentos el sistema en Cataluña es el independentismo”. Sobre su reconocimiento. “Raimon ha estado reconocido dentro y fuera del estado español. Lo que ocurre, es que aquí cuesta mucho reconocer todo aquello que no está hecho, fuera del inglés, en lo que se llama lengua española”. “Resulta llamativo que radios digamos alternativas, como Radio 5 o Radio 3, tengan programas dedicados a la canción francesa o al fado, y a cambio, apenas se escuchen canciones en catalán o euskera”.

Después de sus recitales el próximo mes de mayo al Palau de la Música Catalana que cerrarán su carrera escénica, el cantante prefiere no pensar en otros proyectos. “Será un momento para dedicarme a temas más personales, a mi mujer, Annalisa. Ya habrá tiempo de pensar en otras cosas”. “Si hubiera nacido en Italia o en otro país le hubieran dado el Nobel a él y no a Bob Dylan” concluye Antoni Batista.

Más información