Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Díaz anuncia un plan para “dar estabilidad” a 15.000 eventuales del SAS

La presidenta ratifica en el Parlamento la paralización de las fusiones hospitalarias

Susana Díaz, durante su intervención este jueves en el Parlamento. Ampliar foto
Susana Díaz, durante su intervención este jueves en el Parlamento.

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha anunciado este jueves en el pleno del Parlamento un plan para "dar más estabilidad" a la plantilla del Servicio Andaluz de Salud (SAS) y que beneficiará a 15.000 eventuales sanitarios estructurales. "Lo vamos a hacer de la mano de los sindicatos en un plan negociado, con una aplicación gradual pactada con ellos para que no perjudique en la prestación del servicio", ha asegurado la presidenta. La situación de la sanidad en la comunidad ha sido protagonista en una sesión de control más, en esta ocasión, a preguntas de IU y Podemos. Sobre las últimas protestas en este ámbito en Granada, Huelva y Málaga, Díaz ha ratificado la paralización de las fusiones hospitalarias (una de las principales reivindicaciones de los manifestantes) y la apuesta por negociar "un nuevo modelo con todos los actores sanitarios".

En respuesta a una pregunta del líder de IU, Antonio Maíllo, Díaz ha anunciado un plan para "dar más seguridad y más estabilidad en el empleo" a estos 15.000 eventuales "y una mayor calidad en la prestación de ese servicio público". "Lo más importante del sistema público de salud es que los ciudadanos accedan a él en igualdad de condiciones de manera universal y gratuita, pero también esos magníficos profesionales que son los que mantienen la cartera de servicios", ha señalado la presidenta. En su intervención, Maíllo ha criticado el "deterioro formidable" de la sanidad andaluza en los últimos años, lo que ha achacado al "agotamiento de la política de parcheo" de la Junta, a los "recortes" en personal y a la "paralización" de hospitales.

Díaz también ha aprovechado su intervención para ratificar la paralización de las fusiones hospitalarias en la comunidad, tras las protestas por este aspecto. "Estábamos convencidos de que las fusiones hospitalarias iban a mejorar la situación y a salvaguardar algo fundamental en la sanidad pública como es la equidad, el acceso a la igualdad de condiciones de los ciudadanos a la sanidad pública, pero ha habido una demanda por parte de los profesionales y de los usuarios de que no es así, y a este gobierno no le duele en prenda oír a los ciudadanos, a sus representantes sindicales, y rectificar, y como hemos hecho en Granada, y en el resto de Andalucía, parar las fusiones", ha continuado la presidenta. 

En este sentido, la presidenta ha defendido el acuerdo firmado el martes en Granada con los sindicatos UGT, CC OO, CSIF y SATSE (el Sindicato Médico y USAE se han desmarcado) para negociar un pacto sanitario en la capital, después de que los planes de fusión hayan sacado a la calle a 120.000 personas en tres manifestaciones diferentes. "El acuerdo cuenta con el apoyo de los sindicatos que representan el 80% de los profesionales sanitarios en los hospitales de Granada", ha dicho la presidenta después de que la portavoz de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, calificara como "simulacro" la mesa de negociación". "Es un insulto y una falta de lealtad, porque no se han sentado con todo el mundo, se les caen agentes de diálogo en esa mesa porque juegan con las palabras para que al final todo continúe de la misma manera. Siéntese con todo el mundo y rectifique", le ha recriminado. Rodríguez también ha pedido a la presidenta que se comprometiera a retirar el recurso que el SAS ha presentado contra una resolución del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía sobre la paralización de la fusión hospitalaria en Huelva. "Si hay que retirarlo, se retira", ha dicho Díaz, quien ha acusado a Podemos de unirse al PP para "deteriorar" la imagen de la sanidad pública en la comunidad.

Reforma de la Ley de la Cámara de Cuentas

La reforma de la Ley de la Cámara de Cuentas de Andalucía es un objetivo del Gobierno andaluz para el próximo año. Así lo ha anunciado este jueves en el Parlamento la presidenta de la Junta, Susana Díaz, quien ha dicho que su gobierno impulsará esta reforma para dotar al órgano de más funciones y potestad sancionadora. "Convoco a todos los grupos porque al tratarse de un órgano de extracción parlamentaria, debe ser fruto del diálogo", ha dicho Díaz a una pregunta del portavoz de Ciudadanos, Juan Marín, quien ha alertado de que dicho órgano no cuenta con los medios humanos y materiales suficientes para ejercer su labor.

Tras recordar que la reforma de la Cámara de Cuentas fue incluida en el acuerdo de investidura suscrito con Ciudadanos, Díaz ha avanzado que la nueva ley contemplará un aumento de las funciones de la cámara y que tenga "potestad sancionadora", también ampliará y reforzará el contenido de sus informes. Marín se ha congratulado del compromiso de la presidenta, aunque ha lamentado que algunos grupos políticos, como Ciudadanos, sigan siendo "ninguneados" por las dos fuerzas mayoritarias, ya que siguen sin tener representación en dicho órgano. Ha criticado que el PP y el PSOE no se pongan de acuerdo "absolutamente en nada", salvo en mantener estructuras y "bloquear" que los demás grupos "estén legítimamente representados"."Yo no esperaba esto, se lo confieso", ha dicho en referencia a que la Cámara de Cuentas se renueve cada seis años, lo que significa que al menos tres grupos parlamentarios no van a tener "ni voz ni voto" en esos órganos durante esta legislatura. 

Más información